Saltar al contenido principal
PERU

Cientos de personas manifiestan en Lima contra la liberación de Keiko Fujimori

Keiko Fujimori, el 3 de octubre de 2018 (imagen de archivo).
Keiko Fujimori, el 3 de octubre de 2018 (imagen de archivo). Luka GONZALES / AFP

En Perú, la fiscalía y centenares de manifestantes expresaron este lunes su rechazo a la decisión del Tribunal Constitucional de liberar a Keiko Fujimori. La líder opositora estaba en prisión preventiva desde hace más de un año, presuntamente por obstruir las indagaciones de la fiscalía en su contra en el marco del escándalo de corrupción de Odebrecht.

Anuncios

Con agencias e información de nuestros corresponsales en Perú, Carlos Noriega y Wyloën Munhoz-Boillot.

"¡Keiko corrupta, te quedas en la cárcel!" Bajo este lema, varios cientos de personas se congregaron este lunes por la noche en la Plaza San Martín en Lima para protestar contra la decisión del Tribunal Constitucional peruano de liberar a Keiko Fujimori.

La líder de la oposición y dos veces candidata presidencial cumplía una orden de prisión preventiva desde hace 13 meses por presuntamente interferir en las indagaciones de la fiscalía sobre el megaescándalo de la constructora brasileña Odebrecht.

"Hace poco el fiscal José Domingo Pérez presentó una serie de pruebas, inclusive audios, que muestran que otras empresas, más de 40, han financiado ilegalmente la campaña de Keiko. Entonces ¿por qué el Tribunal Constitucional toma esta decisión de liberarla antes? Por eso estamos indignados como pueblo y hemos salido a las calles", dijo al micrófono de RFI Andrés Eduard, miembro del partido Frente Amplio que convocó la manifestación.

En la multitud, Fani Castro, acompañada por su hija de 10 años, carga una pancarta que dice "Peruano, despierta". Ha venido "para luchar contra esta corrupción del dinero". "Es hora de unirnos, basta de impunidad. Hace más de veinte años que estamos luchando. La familia Fujimori significa la corrupción en el país", agregó.

Nuevas revelaciones de empresarios peruanos

El 31 de octubre se había ordenado la detención preventiva de Keiko Fujimori en el marco de un proceso judicial por lavado de activos, por el financiamiento ilegal de su campaña de 2011, explica desde Perú el corresponsal de RFI, Carlos Noriega. Su detención preventiva debía vencer en abril próximo.

Aunque la líder opositora será liberada dentro de unos días, el proceso en su contra continúa. "Está acusada de haber recibido un millón de dólares de Odebrecht, dinero que no fue declarado y que salió de la caja que la contructora brasileña tenía para pagar sobornos", precisa Noriega. Para pedir su detención preventiva, la fiscalía había presentado evidencias que la señalaban como "cabeza de operaciones para obstruir los procesos judiciales en su contra, usando para ello el poder que le daba su mayoría parlamentaria y sus nexos con jueces y fiscales", ahonda el corresponsal desde Lima. Además, en los últimos días importantes empresarios peruanos han confesado a la fiscalía que, al igual de Odebrecht, ellos aportaron de forma oculta varios millones de dólares para las campañas electorales de Keiko Fujimori.

Júbilo de los fujimoristas

En Lima, partidarios de Keiko Fujimori celebraron la decisión del Tribunal Constitucional de liberar a la líder opositora. Este 25 de noviembre de 2019.
En Lima, partidarios de Keiko Fujimori celebraron la decisión del Tribunal Constitucional de liberar a la líder opositora. Este 25 de noviembre de 2019. REUTERS/Guadalupe Pardo

A pesar de estas últimas revelaciones que complican la situación jurídica de Keiko, el Tribunal Constitucional decidió, por mayoría de cuatro votos contra tres, anular la prisión preventiva alegando que la misma violaba sus derechos humanos. La fiscalía ha señalado que esta decisión es un duro golpe a los procesos anti-corrupción.

"Se ha hecho justicia, una justicia divina. Dios es grande. Quiero que salga mi esposa de la cárcel y juntos irnos a casa con mis hijas", reaccionó el marido de Keiko Fujimori, el estadounidense Mark Vito Villanella, quien cumplía afuera del penal una huelga de hambre desde hacía 13 días para presionar por la liberación de su mujer. Aliados de Keiko y decenas de partidarios acudieron afuera de la cárcel femenina de Chorrillos, en el sur de Lima, donde se abrazaron y rezaron con su marido.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.