Saltar al contenido principal
Venezuela

Radiografía de dos décadas de censura en Venezuela

Detalle de portada y retrato de Andrés Cañizález.
Detalle de portada y retrato de Andrés Cañizález. Editorial Alfa.

Con cada año que pasa, el acceso a la información en Venezuela se vuelve más complejo. Ahora las cadenas nacionales de radio y televisión sólo pasan noticias relacionadas con el gobierno y todo tipo de oposición tiene que buscar otras maneras de expresarse, especialmente por las redes sociales. Muchos de los medios de comunicación tradicionales que mantenían una forma de independencia frente al poder han desaparecido. Por el corresponsal de RFI en Caracas.

Anuncios

En Venezuela, el periodista Andrés Cañizález publica “20 años de censura en Venezuela (1998-2018)” con la editorial Alfa. El ensayo tiene como ambición  hacer un inventario de las censuras ocurridas desde la llegada de Hugo Chávez al poder en 1999. Andrés Cañizalez es corresponsal en Venezuela para varios medios internacionales desde los años 1990, así que ha cubierto la totalidad de la era chavista.

Benjamin Delille (BD): Cada capítulo del libro corresponde a un año desde la toma de poder de Hugo Chávez. Y cuanto más avanzamos en el tiempo, más la censura se endurece. ¿Cómo lo explica?

Andrés Cañizález (AC): Yo diría que hemos estado en un proceso donde la censura se ha ido reinventando, o podríamos hablar de que han habido varias etapas. Por ejemplo, lo que fue la decisión en el año 2007 de no renovarle la concesión al canal Radio Caracas Televisión (que era el más seguido del país), que marcó un punto de inflexión para todo el sector televisivo. A partir de allí, uno observa más claramente que la televisión en Venezuela pasó a estar más autocensurada y censurada, se combinan las dos cosas. Luego, por ejemplo, la política restrictiva en el acceso al papel periódico, porque significó la desaparición de decenas de periódicos en Venezuela. En los últimos años lo que hemos venido viendo es el bloqueo masivo de páginas web informativas en Venezuela. El Estado de Venezuela también controla el principal proveedor de internet que se llama la empresa CanTV, y eso también le da un poder de veto, de censura en el campo digital al gobierno.

BD: La tesis del libro es que la censura es intrínseca al chavismo…

AC: He venido recopilando por muchos años información sobre lo que ocurre en Venezuela. En una época pensaba que eran casos probablemente aislados, que la censura obedecía a la política de un funcionario, pero que no había como una política de Estado. En estos últimos años empecé a cambiar mi manera de ver el problema de la censura, y empiezo a verlo ya como un tema consubstancial, intrínseco al chavismo, en la idea que el chavismo es un grupo que intenta perpetuarse en el poder a cualquier precio.

BD: ¿En qué punto la censura ayuda Nicolás Maduro en quedarse en el poder después de tantas marchas, de tanta oposición y aislación?

AC: Para mí, la permanencia de Maduro se debe a la política que el propio gobierno en el pasado bautizó como “hegemonía comunicacional”. Tiene varias aristas. Una es el control, la censura sobre los contenidos privados. La otra es la sobrexposición de Nicolás Maduro a través de una figura que se llaman “cadenas nacionales de radio y televisión”. Yo he llevado un registro de estas cadenas y Maduro en promedio habla un par de horas diarias. Eso hace que la figura de Maduro sea la voz mediática en el país, mientras que por ejemplo Juan Guaidó no tiene presencia en la radio y la televisión. Cuando Juan Guaidó transmite por YouTube o por otras redes sociales, éstas son sencillamente cortadas, literalmente. Eso le da un poder importante al gobierno para construir lo que se suele llamar la narrativa de lo que ocurre. Hay otros factores políticos como la propia desunión de los actores opositores, pero el tema comunicacional para mí es clave para entender hoy el porqué Maduro está en el poder.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.