Saltar al contenido principal
Irán/EE.UU.

¿Qué busca Donald Trump con la muerte del general iraní Qasem Soleimani?

El general iraní Qasem Soleimani, el 1 de octubre de 2019 en Teherán.
El general iraní Qasem Soleimani, el 1 de octubre de 2019 en Teherán. AFP Photos/Khamenei.IR via Handout

El general Qasem Soleimani, jefe de la fuerza de élite Al-Qods de los Guardianes de la Revolución iraní, y Abu Mahdi al-Mohandis, comandante de una milicia iraquí, murieron en un ataque estadounidense contra su convoy en el aeropuerto de Bagdad. ¿Qué estrategia puede tener Donald Trump?

Anuncios

El Pentágono confirmó que Estados Unidos llevó a cabo un ataque aéreo en el que murió el general Qasem Soleimani, para disuadir a Irán de cualquier plan de ataque. El bombardeo se produjo sólo tres días después de los enfrentamientos en torno a la embajada estadounidense en Bagdad, que fue asaltada por miles de manifestantes iraquíes pro-Irán.

"Por orden del presidente, el Ejército de Estados Unidos tomó medidas defensivas decisivas para proteger al personal estadounidense en el extranjero, al matar a Qasem Soleimani", dijo el Departamento de Defensa de EE.UU. en un comunicado, añadiendo que "estaba elaborando planes para atacar a los diplomáticos y soldados estadounidenses en la región".

Al menos ocho personas habrían sido matadas además del general iraní Qasem Soleimani. También perdió la vida Abu Mahdi al Mohandis, el número dos de Hashd al-Shaabi, una coalición paramilitar integrada en las fuerzas de seguridad iraquíes.

El llamado del ayatolá Jamenei a la venganza

Los Guardianes de la Revolución iraní han confirmado la muerte del general: "Los Guardianes de la Revolución anuncian que el glorioso comandante del Islam, Haj Qasem Soleimani, después de una vida de servidumbre, murió como mártir en un ataque de Estados Unidos al aeropuerto de Bagdad esta mañana", dijeron en una declaración leída en la televisión estatal iraní.

El general Soleimani era muy cercano al líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, quien dijo que una terrible venganza espera a los "criminales" que asesinaron a Soleimani. Dos días antes, había advertido que Irán respondería con firmeza a cualquier ataque estadounidense a los intereses iraníes. Ha declarado tres días de luto nacional.

Una figura de las fuerzas iraníes

El general Soleimani fue una figura de las fuerzas iraníes, tanto en el país como en el extranjero. Dirigía las operaciones exteriores del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria, principalmente en Siria e Irak, y tenía un papel importante en la creciente influencia de Irán en el Medio Oriente.

En particular, fue el artífice del apoyo de Irán al régimen del presidente sirio Bashar al-Asad, explica el corresponsal de RFI en Teherán, Siavosh Ghazi. También desempeñó un papel directo en la creación de las milicias iraquíes que lucharon contra el grupo Daesh, y fue muy activo en el apoyo de Irán al Hezbolá libanés.

¿Qué estrategia de Trump?

Poco después del anuncio de la muerte del general Soleimani, el presidente estadounidense Donald Trump tuiteó la imagen de una bandera americana, sin ningún comentario.

“Me cuesta creer que el presidente Trump tenga ganas de ver este guion desarrollarse a pocos meses de las elecciones presidenciales, y desde su punto de vista puede estimar que si Irán responde con fuerza contra los intereses estadounidenses, la respuesta de Estados Unidos no será en términos de soldados, de GI en suelo iraní, sino que serán ataques estadounidenses contra blancos iraníes”, comenta Robert Malley, presidente del International Crisis Group.

Para el analista, “el hecho de haber matado a Qasem Soleimani muestra que para esta administración, ya no hay límites: pasamos muy rápido de una escalada que parecía controlada a una confrontación que podría ser incontrolable, porque asesinar a Qasem Soleimani es realmente una declaración de guerra abierta a Irán”.

Varios senadores republicanos se han felicitado por el ataque, informa la corresponsal de RFI en Washington, Anne Corpet. Marco Rubio, senador de Florida, y Lindsay Graham, estrecho colaborador del presidente, agradecieron a Trump la muerte de "uno de los miembros más viciosos y despiadados del régimen de los ayatolás".

Pero del lado demócrata, varios candidatos a la nominación destacan un riesgo importante de escalada. Todos reconocen que Soleimani tenía sangre americana en sus manos y nadie llora su muerte, pero la ansiedad prevalece.

"El presidente Trump acaba de lanzar un cartucho de dinamita en un barril de pólvora", escribió Joe Biden, ex vicepresidente y candidato a la nominación para las presidenciales. Elizabeth Warren, también candidata, señaló el riesgo de una escalada: "Esto aumenta la probabilidad de un nuevo conflicto en Oriente Medio".

"Hay muchas preguntas sin respuesta. No es una decisión que deba tomarse por impulso, debe integrarse en una visión estratégica más amplia, entendiendo qué consecuencias podría tener. Antes de asesinar a alguien que tiene un papel tan destacado en Irán, debemos estar seguros de que estamos preparados para lo que pueda seguir. Así que estoy muy preocupado", dijo por su parte Cory Booker, senador de Nueva Jersey y también candidato a la nominación del partido demócrata.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.