Saltar al contenido principal
Estados Unidos/Oriente Medio

División de los árabes y tibieza europea ante plan de paz de Trump

Trump y Netanyahu presentando el plan de paz en la Casa Blanca, 28 de enero de 2020.
Trump y Netanyahu presentando el plan de paz en la Casa Blanca, 28 de enero de 2020. REUTERS/Joshua Roberts

La división en la Liga Árabe y la tibia respuesta europea al plan de paz de Trump para el conflicto israelo-palestino revela la creciente soledad de los palestinos ante unos israelíes que tienen todo el apoyo del presidente de Estados Unidos, dice Mikel Ayestarán, corresponsal de RFI en Jerusalén.

Anuncios

El plan de paz de Trump para el conflicto israelo-palestino fue rechazado este lunes por la Organización para la Cooperación Islámica (OCI), dos días después que el presidente palestino anunciara la ruptura de "todas las relaciones" con Israel y Estados Unidos, incluida la cooperación en materia de seguridad.

No es la primera vez que Abas amenaza con hacerlo, pero nunca ha dado el paso. Abás, Israel y EEUU comparten un enemigo común, Hamás, y gracias a este acuerdo los islamistas no están operativos en Cisjordania.

Durante el fin de semana, la Liga Árabe ha rechazado también esta propuesta, aunque se trata de una postura ambigua ya que pesos pesados de esa organización como Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos o Egipto, anteponen su buena relación con Trump a la situación de los palestinos.

En Jerusalén, cerca de la Educational Bookshop, única librería internacional de Jerusalén Oriental que posee una rica documentación sobre el conflicto, RFI entrevistó a Mahmoud Muna, quien custodia ese tesoro.

"La gente no está sorprendida, está cansada", explica Muna. "Hay una enorme fatiga. No creo que vaya a producirse una nueva Intifada o una nueva oleada de violencia. Lo que harán los palestinos es lo que mejor han hecho en los últimos años: permanecer en la tierra y trabajar para proteger su cultura e identidad".

El plan de Trump declara a Jerusalén capital indivisible del Estado judío, pero señala a la vez que partes de la zona oriental de la ciudad santa serán capital del futuro estado palestino. En la ONG israelí Ir Amim, RFI entrevistó a uno de sus miembros.

"No se puede llamar 'capital en Jerusalén'. Lo que ocurre es que en estos barrios viven 120.000 palestinos, un tercio de la población de Jerusalén Este y Estados Unidos ha dado luz verde para que se deshagan de ellos".

La división en la Liga Árabe y la tibieza en la respuesta de Europa a un plan como el de Trump, que echa por tierra el trabajo diplomático de las últimas décadas, revela que los palestinos están cada vez más solos ante unos israelíes tienen que todo el apoyo de Trump.

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.