Saltar al contenido principal
CANADA/SRI LANKA

Canadá intercepta un barco de supuestos refugiados de Sri Lanka

Las autoridades canadienses temen que otros barcos de refugiados se aproximen a sus costas
Las autoridades canadienses temen que otros barcos de refugiados se aproximen a sus costas © Andy Clark / Reuters

Los pasajeros llevan cuatro meses a bordo del carguero y las autoridades canadienses temen que se hayan infiltrado miembro del grupo de los Tigres Tamiles, a los que consideran terroristas. Sri Lanka, por su parte, acaba de iniciar una investigación para dictaminar si su Gobierno cometió crímenes de guerra contra este grupo armado en 2009.

Anuncios

La Marina canadiense ha abordado este jueves un buque donde se cree que hay cerca de 500 refugiados tamiles. El barco, que penetró este jueves en la zona económica exclusiva de Canadá en el Océano Pacífico y se dirigía a la Columbia Británica, procede de Sri Lanka y sus tripulantes pretenden que Canadá acoja a los ciudadanos tamiles como refugiados políticos.

Las autoridades canadienses temen que entre los ocupantes del Sun Sea se encuentren miembros del grupo guerrillero Tigres Tamiles -que durante más de dos décadas mantuvo un enfrentamiento armado con el Gobierno de Sri Lanka hasta su derrota militar, en 2009-, y que es considerado por el país como una organización terrorista.

Los pasajeros serán recibidos primero por las autoridades sanitarias, para comprobar su estado de salud después de cuatro meses a bordo del carguero. También contará con el apoyo de los funcionarios de inmigración, quienes atenderán sus peticiones antes de ser enviados a los centros de acogida.

Canadá se enfrenta a una delicada situación porque quiere preservar su fama de país escrupuloso con los derechos humanos, pero ya ha advertido de que los pasajeros del navío no tendrán ninguna prebenda. Se les aplicará estrictamente las leyes migratorias, ya que temen que otros barcos lleguen a costas canadienses para pedir asilo.

Este suceso se produce en medio del inicio de la investigación que las autoridades de Sri Lanka han iniciado para analizar la actuación del Gobierno en la guerra contra los Tigres. Para ello, ha anunciado la creación de un grupo de investigación llamado Comisión sobre las Lecciones Aprendidas y la Reconciliación, que celebró el miércoles su primera reunión.

Ésta será presidida por el ex fiscal general C.R. De Silva, y su objetivo será dilucidar si se han cometido crímenes de guerra. "Si existen violaciones, tendremos que identificar y recomendar las correspondientes investigaciones” advirtió.

Sin embargo, ya hay algunos países que han criticado el procedimiento de Sri Lanka, ya que consideran que no existen las suficientes garantías de independencia. Entre ellos, EEUU. El Departamento de Estado norteamericano ya ha presentado al Congreso de Estados Unidos un informe en el que descalifica al grupo de expertos nombrado con anterioridad y cuestiona la imparcialidad de una nueva comisión recién formada.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.