Saltar al contenido principal
Nepal

Prometen 3.000 millones de dólares para reconstruir Nepal tras el sismo

El primer ministro de Nepal, Sushil Koirala (centro), observa un minuto de silencio junto a sus ministros de Finanzas y de Relaciones Exteriores en memoria de las víctimas del terremoto en la Conferencia para la Renconstrucción en Katmandú, el 25/06/2015.
El primer ministro de Nepal, Sushil Koirala (centro), observa un minuto de silencio junto a sus ministros de Finanzas y de Relaciones Exteriores en memoria de las víctimas del terremoto en la Conferencia para la Renconstrucción en Katmandú, el 25/06/2015. REUTERS/Navesh Chitrakar

India y China encabezan la lista de donantes que ofrecieron 3.000 millones de dólares para volver a poner en pie tras el devastador terremoto de abril. El gobierno, que estima en más del doble el dinero necesario para reconstruir el país, promete “tolerancia cero” para la corrupción.

Anuncios

Uno de cada diez nepalíes vive en la calle tras el devastador terremoto del pasado 25 de abril y la potente réplica del 12 de mayo, que dejaron 8.000 muertos y 500.000 viviendas destruidas.

Para reconstruir el país, los donantes internacionales prometieron este jueves 3.000 millones de euros. Los países que más aportarán son India, que prometió 1.000 millones (de los cuales 250 de ayuda directa) y China, el otro país que compite en influencia en Nepal, que ofreció 483 millones de dólares.

A ellos se suman los aporte del Banco Mundial, que ya había prometido 500 millones de dólares, el Banco Asiático de Desarrollo (BAD), 600 millones, Japón, 260 millones, Estados Unidos, 130 y la Unión Europea, 100 millones.

Esta cifra es menos de la mitad de las necesidades anunciadas por el gobierno nepalí, que cifró en 6.700 millones de dólares el monto requerido para reconstruir las zonas afectadas por el terremoto. Las necesidades de Nepal, uno de los países más pobres del mundo, se concentran en las viviendas, hospitales y escuelas.

Estas necesidades se topan con las reticencias de quienes dudan sobre el destino final de los fondos. En este sentido, el primer ministro nepalí Sushil Koirala hizo un llamamiento a los donantes reunidos en la capital nepalesa, en particular a los ministros de Relaciones Exteriores de China e India, al Banco Mundial, a la Unión Europea y a la ONU, "a trabajar con el gobierno de Nepal" y prometió "tolerancia cero contra la corrupción".

"Les aseguro que haremos todo lo necesario para que la ayuda llegue a los beneficiados", sostuvo Koirala en el discurso de apertura de la conferencia.

El temor a que los fondos terminen en bolsillos equivocados o sean malgastados parecía uno de los frenos a la solidaridad internacional.

 "No podemos repetir lo de Haití en Nepal y pienso que será el caso", advirtió Jamie McGoldrick, coordinador de la ayuda humanitaria de la ONU en Nepal, antes de la conferencia.

Después del sismo que azotó Haití en enero de 2010, la comunidad internacional prometió miles de millones de dólares de ayuda que al final no se concretaron debido al temor de corrupción e inestabilidad política de los donantes.

 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.