Saltar al contenido principal
Grandes Reportajes de RFI

Después de los terremotos, las lluvias azotan a Nepal

Audio 16:24
Casi tres meses después de los dos terremotos, cerca de tres millones de nepalíes siguen necesitando albergue, comida y ciudados médicos mientras ha empezado la temporada de lluvias. Katmandú, este 8 de julio de 2015.
Casi tres meses después de los dos terremotos, cerca de tres millones de nepalíes siguen necesitando albergue, comida y ciudados médicos mientras ha empezado la temporada de lluvias. Katmandú, este 8 de julio de 2015. REUTERS/Navesh Chitrakar

Nepal, país de agricultores, espera cada año con alegría las lluvias torrenciales del monzón para sus cosechas. Pero esta vez es diferente. Este año las lluvias llegan a causar más temor, después de que los dos grandes terremotos que azotaron al país el 25 de abril y el 12 de mayo dejaran a casi 3 millones de personas sin casa.

Anuncios

Aún ahora, cuando están por cumplirse tres meses del primer temblor, todavía hay muchas personas sin un buen refugio en Nepal. Están todavía bajo plásticos que se vuelan con el viento o que se rompen. Es muy difícil para las personas mantenerse secas en esas condiciones.

Se temen los brotes de enfermedades respiratorias o por agua sucia, como diarrea o cólera.

" Las agencias humanitarias estiman que hay todavía en el país 2.8 millones de personas que necesitan ayuda humanitaria dos meses después del terremoto del 25 de abril. Eso incluye sobre todo refugio, comida, asistencia médica, de agua sanitación y también protección", advierte el portavoz de la Oficina de la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, Leszek Barczak.

Desde los terremotos hasta ahora se ha vivido una carrera contra el tiempo para construir refugios improvisados. La gente en las zonas rurales utiliza las cosas disponibles, como bambú o troncos de los árboles. Sin embargo, debido a la pobreza y a la inaccesibilidad del territorio, es difícil conseguir material impermeable para el techo.
Ahora lo más codiciado son las láminas, pero han llegado a la minoría.

Otro problema que viene con las lluvias es el mayor riesgo de las avalanchas y más cuando la tierra quedó inestable tras los sismos.

Un reportaje de nuestra corresponsal Ana Gabriela Rojas. Realización Pierre Zanutto.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.