Saltar al contenido principal
CHINA

Una nueva devaluación del yuan desata el temor a una guerra de divisas

Yuanes chinos en una entidad financiera. China ha devaluado su valor esta semana consecutivamente
Yuanes chinos en una entidad financiera. China ha devaluado su valor esta semana consecutivamente REUTERS/China Daily

Para China, la caída de la moneda es una ayuda para las exportaciones en un difícil momento de desaceleración. Desde que Pekín comenzara sus depreciaciones, el yuan se ha dejado aproximadamente un 3,8% frente al dólar. Los analistas estiman que con el yuan en estos niveles, la Reserva Federal de EE.UU. podría esperar para subir las tasas de interés.

Anuncios

China ha vuelto a anunciar este miércoles una nueva rebaja del 1,62% del tipo de cambio de referencia del yuan con respecto al dólar, bajada que se suma a la de casi un 2% de la víspera, dejando su divisa en 6.33 yuanes por dólar.

Cambio yuan / US Dólar

En total, y desde que Pekín comenzara sus depreciaciones, el yuan se ha dejado aproximadamente un 3,8% de su valor frente a la moneda estadounidense. Pese a que el emisor chino desestimó en las últimas horas la posibilidad de que haya una devaluación continua de la divisa y justificó la medida para facilitar que el valor del yuan lo decida el mercado, su decisión ha desatado los temores de que se esté fraguando una guerra de divisas.  El Fondo Monetario Internacional (FMI) calificó la decisión de China de reformar su sistema cambiario y promover un yuan más sensible a las fuerzas del mercado como "un buen paso".

Para China, la caída de la moneda es una forma de ayudar a sus exportaciones,  haciéndolas más competitivas, en momentos en que su economía sufre desaceleración. En lo que va de 2015, el valor del comercio exterior ha caído un 7,3% con respecto al mismo periodo del año anterior. La decisión, según varios analistas, puede contribuir a enderezar la economía china, pero afecta a otras potencias exportadoras de Asia como Japón, Taiwán o Corea del Sur.

El economista Eduardo Bolinches, fundador de la firma de análisis financiero Bolsacash, ha señalado para RFI: "China es la fábrica del mundo y esta devaluación les permite colocar productos a gran escala por todo el mundo con más competitividad

José Carlos Díez, economista / Twitter

que el resto de exportadores. Esto hace temblar a los mercados. Puede ser el principio de algo más grave. Ya se habló hace tres años de la guerra de divisas, que es lo que se está viviendo ahora. Una lucha por colocar tu divisa lo más barata posible para ser más competitivo".

Los analistas estiman que con el yuan en estos niveles, la FED (Reserva Federal de EE.UU.) podría esperar para subir las tasas de interés, hecho que muchos esperaban se fuese a producir en las próximas semanas. "A pesar de que todos estiman esa subida para septiembre, creo que tardarán un poco más. La economía estadounidense está preparada para esa subida, la pregunta es si lo estamos el resto. La respuesta es no. Creo que se pospondrá a noviembre" estima Bolinches para RFI.

Un aplazamiento, que, a corto plazo, podría ser un balón de oxígeno para las economías de América Latina, que temían la subida inmediata. Se espera que un alza de tasas en la mayor economía del mundo provoque una huída de fondos de mercados emergentes más riesgosos como Colombia y Chile.

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.