Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

Hong Kong, 20 años de la retrocesión a China

Audio 04:42
Xi Jinping y la jefa del ejecutivo Carrie Lam, en Hong Kong el 29 de junio de 2017.
Xi Jinping y la jefa del ejecutivo Carrie Lam, en Hong Kong el 29 de junio de 2017. REUTERS/Vincent Yu/Pool

Cuando se cumplen veinte años de la retrocesión de Hong Hong a China, el presidente chino Xi Jinping llegó a Hong Kong, en su primera visita oficial, para participar en las ceremonias de conmemoración. Bajo un estatuto especial, la región goza de libertades desconocidas en China, que los etudiantes aspiran ampliar y conservar. Una visión que Pekín no comparte.

Anuncios

El primero de julio de 1997, la bandera británica flameó por última vez, en un territorio que fue colonia británica desde 1842 al concluir la primera guerra del opio. Según el acuerdo, Hong Kong goza de libertades desconocidas en China, beneficiando de un estatuto especial hasta 2047, fecha en que debe integrarse plenamente al territorio Chino. Una semi autonomía que los jóvenes de la llamada "revolución de los paraguas" de 2014, estiman insuficiente y que Pekín prefiere mantener bajo estrecha vigilancia.

El nuevo estatuto de Hong Kong nació bajo la fórmula: un país dos sistemas, simple de formular pero mas difícil de poner en práctica como lo han comprobado entre otros la nueva jefa del gobierno local, Carrie Lam, elegida en marzo pasado e investida oficialmente este sábado por Xi Jinping.

Sin embargo Hong Kong, la joya de Asia, ha perdido parte de su antiguo esplendor. En estos últimos 20 años, Pekín, y Shangai se han convertido en metrópolis con bares, centros comerciales y galerías de arte, dignos de Tokyo o Nueva York, sin olvidar que China ha pasado de quinta a segunda economía mundial.

Entrevistado : Rafael Bueno, director de política y sociedad en el centro
de estudios Casa Asia en Madrid.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.