Saltar al contenido principal
CHINA / PARTIDO COMUNISTA

Xi Jinping se rodea de un politburó conservador y sin delfín

El presidente chino Xi Jinping y los nuevos miembros del politburó del Partido Comunista Chino, en el Gran Palacio del Pueblo, Pekín este 25 de octubre de 2017.
El presidente chino Xi Jinping y los nuevos miembros del politburó del Partido Comunista Chino, en el Gran Palacio del Pueblo, Pekín este 25 de octubre de 2017. REUTERS/Jason Lee

El presidente chino Xi Jinping obtuvo sin sorpresa un nuevo mandato al frente del Partido Comunista de China, rodeado de un equipo dirigente afín y sin presunto delfín. Se convierte así en el dirigente más poderoso en 40 años, con posibilidades de mantenerse en el poder indefinidamente.

Anuncios

Por nuestra corresponsal en China, Olatz Urkía.

El decimonoveno Congreso del Partido Comunista Chino (PCC) ha llegado ya a su fín con la presentación de los máximos líderes del partido ante los medios de comunicación. En un breve discurso en el Gran Palacio del Pueblo, el propio presidente y Secretario General del Partido Xi Jinping ha anunciado lo que todos esperaban: ha sido reelegido como número uno del partido.

El líder chino ha presentado también a los miembros del Comité Permanente del Politburó, es decir las siete personas que dirigirán el partido, y en consecuencia el país mismo durante los próximos cinco años. Se trata de un grupo más bien conservador y con pocas sorpresas: un grupo que reafirma el poder del presidente chino; todos cercanos a él, excepto Wang Yang, que tiene enlaces con el anterior presidente chino Hu Jintao y es por lo tanto menos confiable para Xi. Dejar un asiento para Wang Yang es por lo tanto una señal de apertura dentro del partido, aunque sin arriesgar demasiado.

Entre los líderes está también Wang Huning considerado el ideólogo del partido, y el que está realmente detrás de las teorías de Xi Jinping sobre el socialismo con características chinas.

Ninguno de los 7 miembros es menor de 60 años por lo que según las reglas del partido, ninguno puede ser un candidato para sustituir a Xi Jinping en el cargo dentro de cinco años. Difícil por lo tanto augurar si el presidente chino pretende alargar su mandato durante otros diez años o no.

El congreso termina por lo tanto con muchas especulaciones sobre el juego de poder de Xi Jinping. Pero tal vez más importante sea la idea del socialismo con características chinas, en la que tanto ha insistido el líder del partido comunista durante esta semana.

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.