Saltar al contenido principal
CHINA

China se abrirá a las empresas extranjeras en su lucha contra la desaceleración

Li Keqiang durante la sesión de apertura de la Asamblea Nacional Popular en Beijing, China, este 5 de marzo de 2019.
Li Keqiang durante la sesión de apertura de la Asamblea Nacional Popular en Beijing, China, este 5 de marzo de 2019. REUTERS/Jason Lee

Este martes empezó en Beijing el Lianghui, sesión anual de la Asamblea Nacional Popular en la que durante dos semanas, distintos comités del Partido Comunista plantean y adoptan los objetivos del año siguiente y todo tipo de reformas legislativas.Con Olatz Urquia, nuestra corresponsal en Pekín.

Anuncios

En el discurso de apertura de unas dos horas de duración en el Gran Palacio del Pueblo de Beijing, el primer ministro chino Li Keqiang advirtió que China afronta una "dura lucha" al desvelar recortes de impuestos y otras medidas para revitalizar un crecimiento económico que será inferior al esperado en 2019.

Li anunció que el objetivo de crecimiento económico para 2019 quedó rebajado a entre 6% y 6,5%, una décima menos que en 2018 (6,6%), y el aumento del presupuesto militar será también inferior al del año anterior (7,5%).

"Con el telón de fondo de un clima internacional complejo y que está cambiando rápidamente, debemos mantener nuestro foco estratégico y llevar a cabo nuestro trabajo de acuerdo con los planes y metas que ya nos habíamos trazado", dijo el primer ministro, al mismo tiempo que avanzó que implementarán medidas para fomentar la inversión extranjera.

Debemos estar completamente preparados para una dura lucha.

Li Keqiang, primer ministro de China

Se espera pues una apertura para las empresas extranjeras. La guerra comercial entre Estados Unidos y China ya está causando daños a la economía del país asiático y tanto Washington como Beijing tiene prisa por alcanzar un acuerdo.

En numerosas ocasiones este último año, Washington ha denunciado las condiciones desfavorables que sufren las empresas extranjeras en China, entre otras cosas por la falta de protección de la propiedad intelectual.

Li Keqiang anunció que crearán un entorno de mercado justo basado en la igualdad de trato y competencia leal para empresas nacionales y extranjeras. Una promesa que China lleva años haciendo y que no se ha materializado todavía.

Pero lo cierto es que Beijing ya está dando pasos hacia una apertura mayor en la economía. En los últimos años, el presidente chino Xi Jinping se ha convertido en el mayor defensor de la globalización económica frente al proteccionismo.

Más allá de estos anuncios, la sesión anual parlamentaria sigue siendo como cada año, un ejemplo de la censura creciente en China: esta semana, con el comienzo de los plenarios del Partido Comunista, ya han dejado de funcionar los VPN, los softwares necesarios para evadir la censura y navegar libremente en la red.

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.