Saltar al contenido principal
Sri Lanka

Sri Lanka: gobierno acusa a grupo islamista local por los atentados

En la iglesia de San Sebastian en Negambo, uno de los sitios golpeados por las explosiones, la policía lleva a cabo una investigaciób, el 22 de abril de 2019.
En la iglesia de San Sebastian en Negambo, uno de los sitios golpeados por las explosiones, la policía lleva a cabo una investigaciób, el 22 de abril de 2019. REUTERS/Athit Perawongmetha

Sri Lanka intenta recuperarse este lunes de los peores ataques sufridos en diez años. Una serie de explosiones en iglesias y hoteles de lujo mataron a 290 personas e hirieron a más de 500 el domingo. Las autoridades adjudicaron los atentados a grupo islamista local National Thowheeth Jama'ath (NTJ). El gobierno ha decretado un nuevo toque de queda durante la noche de lunes a martes.

Anuncios

Con Antoine Guinard, enviado especial de RFI a Colombo

El tráfico se reanudó gradualmente el lunes por la mañana con el levantamiento del toque de queda a las 6 de la mañana, hora local. El domingo por la noche, sin embargo, las calles estaban completamente desiertas, excepto por la presencia de grupos de militares que controlaban los vehículos en Colombo y en la carretera hacia el aeropuerto. En el aeropuerto había largas colas, tanto para los que intentaban salir de la isla como para los pasajeros que llegaban y tenían que esperar varias horas para encontrar un taxi.

La vida parece haberse reanudado, aunque las autoridades de Sri Lanka han aconsejado a la gente que se quede en casa el lunes. Se ha decretado un nuevo toque de queda para la noche del lunes. Las plataformas de redes sociales, principalmente Facebook y WhatsApp, siguen siendo en gran medida inaccesibles en el país. Esto es principalmente para evitar la propagación de falsos rumores o mensajes y fotos que inciten al odio hacia determinadas comunidades religiosas.

Actos de violencia contra la comunidad musulmana

Según la policía, se lanzó un cóctel molotov contra una mezquita y varios negocios de propiedad musulmana fueron incendiados en el oeste del país.

Un grupo islamista local, el National Thowheeth Jama'ath (NTJ), está detrás de los atentados suicidas que causaron 290 muertos en Sri Lanka el domingo, anunció este lunes el portavoz del gobierno, Rajitha Senaratne.

Las autoridades esrilanquesas investigan eventuales vínculos de esta organización con grupos extranjeros.

Anteriormente, el Primer Ministro admitió que la policía de Sri Lanka había oído hablar de la preparación de los ataques la semana pasada, pero que no había podido actuar a tiempo. Se sabe que los servicios de inteligencia de Sri Lanka están gangrenados por disputas internas exacerbadas por la crisis política del año pasado en Sri Lanka, lo que explicaría el por qué no actuó para impedir los ataques.

Esta información, que el gobierno está destilando lentamente, puede exacerbar las ya de por sí elevadas tensiones entre la mayoría budista, que representa el 70% de la población, y la comunidad musulmana, que representa el 10%.

24 sospechosos detenidos

Ahora hay 24 sospechosos arrestados desde el domingo. Todos ellos son ciudadanos de Sri Lanka, según la policía, que debe interrogarlos.

Una furgoneta blanca, supuestamente utilizada para transportar a los sospechosos, también fue interceptada y su conductor puesto bajo custodia.

Según la policía de Sri Lanka, las explosiones, que afectaron a tres iglesias y varios hoteles de lujo, fueron causadas por terroristas suicidas. Eran siete y todos perecieron en los ataques.

El domingo por la noche también se descubrió un artefacto explosivo improvisado cerca del aeropuerto de Colombo. Pero por el momento aún no conocemos las motivaciones de este ataque, ni la organización que lo provocó.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.