Saltar al contenido principal
Sri Lanka

Suben a 359 los muertos por atentados en Sri Lanka

Cementerio cercano a St. Sebastian Church en Negombo, Sri Lanka, 23 de abril de 2019.
Cementerio cercano a St. Sebastian Church en Negombo, Sri Lanka, 23 de abril de 2019. REUTERS/Athit

El balance de los atentados suicida contra iglesias y hoteles de lujo en Sri Lanka el domingo aumentó a 359 muertos. Al menos 500 personas resultaron heridas en los atentados, de los más mortíferos desde el 11 de septiembre de 2001. El gobierno atribuye los ataques a un grupo islamista local.

Anuncios

El balance anterior era de más de 320 muertos, pero muchas personas sucumbieron a sus heridas. Los ataques fueron reivindicados por el grupo Estado Islámico (EI), aunque el gobierno del país apuesta por que el responsable fue un grupo islamista local poco conocido, el National Thowheeth Jama'ath, aunque habría contado con "ayuda internacional".

El ministro esrilanqués de Defensa, Ruwan Wijewardene, aseguró que "lo que ocurrió en Sri Lanka fue en represalia por los atentados contra los musulmanes de Christchurch", donde el 15 de marzo murieron 50 musulmanes en dos mezquitas de esta ciudad neozelandesa.

Reyyaz Salley, rector de la mezquita Jawate Jumma, en el centro de Colombo, donde se profesa el culto sufí, una rama espiritual del Islam, estima que los atentados "son la consecuencia de la creciente radicalización", lo que él mismo ha venido denunciando desde hace varios años.

“Comenzaron destruyendo los lugares de culto sufí en diferentes lugar, como en el Este. Protestamos conra eso. Algunos extremistas son financiados por los países del Golfo, buscan a los más desposeídos en las zonas pobres. Los ayudan financieramente para adoctrinarlos”, agrega Reyyaz Salley.

Radicalización local y nexos extranjeros

"El aparato de seguridad cree que hay vínculos extranjeros y algunas pruebas apuntan en esa dirección", dijo el martes a la prensa el primer ministro esrilanqués, Ranil Wickremesinghe.

"Estamos estudiando esta reivindicación, había sospechas de que existían nexos con el ISIS", añadió haciendo referencia al Estado Islámico.

La madrugada del miércoles la policía esrilanquesa llevó a cabo nuevas operaciones y detuvo a otras 18 personas en relación con los ataques.

En total, casi 60 personas fueron detenidas desde los atentados del domingo, dirigidos contra hoteles de lujo e iglesias llenas de gente durante la misa de Pascua en Colombo, la capital, y otros lugares.

Se trata de los ataques islamistas más sangrientos en el sur asiático, tras los cuales el gobierno decretó el estado de emergencia. Entre las víctimas hay al menos 45 niños y adolescentes, entre ellos un bebé de 18 meses, anunció este martes la ONU en Ginebra.

Los primeros datos de la investigación revelan que dos hermanos esrilanqueses musulmanes, hijos de un rico comerciante de especias, tuvieron un papel clave en los atentados.

El primer ministro, Ranil Wickremesinghe, afirmó que había más individuos involucrados, "algunos" de ellos armados con explosivos, y que es posible que cometan más atentados.

El gobierno declaró el estado de emergencia, otorgando a la policía y al ejército poderes especiales, lo que incluye la capacidad de arrestar a sospechosos sin orden judicial.

Los 21 millones de habitantes de la isla observaron tres minutos de silencio a las 08H30 locales, hora en que estalló la primera bomba, activada por un kamikaze en la iglesia católica de San Antonio de Colombo.

Al mismo tiempo, las fuerzas de seguridad seguían buscando a los responsables de los atentados.

La policía local procedió a nuevas detenciones, por lo cual ya hay 40 detenidos desde el domingo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.