Saltar al contenido principal

Elecciones en India: hacia una victoria del partido nacionalista de Narendra Modi

El primer ministro Narendra Modi durante la campaña electoral en la ciudad de Varanasi, el 25 de abril de 2019.
El primer ministro Narendra Modi durante la campaña electoral en la ciudad de Varanasi, el 25 de abril de 2019. REUTERS/Adnan Abidi

Tras seis semanas de comicios en India, el partido del primer ministro Narendra Modi parece afianzarse, en un país fuertemente dividido desde la llegada del líder nacionalista hindú al poder.

ANUNCIOS

Las encuestas a pie de urna de las maratonianas elecciones en India apuntan a una victoria "abrumadora" del partido del primer ministro Narendra Modi, de corte nacionalista hindú.

Mientras el país se enfrenta a una nerviosa espera de varios hasta el recuento oficial, el jueves, las encuestas de los medios de comunicación apuntan a que el Partido Bharatiya Janata (BJP) y sus aliados se aseguraría suficientes escaños para formar un nuevo gobierno.

Cerca del 65% de los 900 millones de votantes de India participaron en las seis semanas de votación, dijo la comisión electoral.

Ni Modi, que llevó a cabo una campaña enconada basada en su dura postura sobre seguridad nacional, ni los otros altos líderes del BJP reivindicaron de momento la victoria.

El portavoz del partido, G.V.L. Narasimha Rao, dijo que las encuestas "muestran claramente un enorme voto positivo a favor del liderazgo de Narendra Modi, quien ha servido al país con una dedicación sin igual".

"Esto es una bofetada a la oposición abusiva que lanzó acusaciones infundadas y mentiras", agregó.

No se esperaba que el BJP igualara su aplastante victoria de 2014, pero las principales encuestas proyectaron que el partido gobernante y sus aliados ganarían entre 282 y 313 escaños de los 543 electos a la cámara baja de India. La alianza de Modi tenía 336 escaños en el parlamento saliente.

Un plebiscito sobre Modi

Se había pronosticado que el opositor Partido del Congreso duplicaría sus 44 escaños de 2014, que constituyeron un mínimo histórico desde la independencia de India en 1947, pero todavía está muy lejos de poder gobernar. El partido, de todos modos, recordó la falta de fiabilidad de las encuestas en elecciones anteriores.

Todas las papeletas electorales se contarán en un único día, el jueves. Hasta entonces, las máquinas de votación están almacenadas en salas acorazadas con guardias y cámaras de vigilancia que controlan cada movimiento.

La campaña se convirtió en un plebiscito sobre uno de los primeros ministros más populares y divisivos de la historia de la India. La oposición centró los ataques en la gestión económica de Modi y en su incapacidad para crear puestos de trabajo.

Por su parte, el líder de 68 años, que asistió a decenas de mítines en todo el país para animar a su base hindú, convirtió la campaña en un debate sobre la seguridad nacional después del miniconflicto con Pakistán en marzo.

Modi y el líder del Congreso, Rahul Gandhi, el último político de la dinastía Nehru-Gandhi, intercambiaron insultos durante toda la campaña: Modi llamó "tonto" a Gandhi y este le tildó de "ladrón".

Con AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.