Saltar al contenido principal
China

A 30 años de la matanza de Tiananmen: silencio, justificación y censura

Turistas, el 4 de junio en la plaza Tiananmen de Pekín.
Turistas, el 4 de junio en la plaza Tiananmen de Pekín. REUTERS

Un manto de silencio, un férreo operativo de seguridad, detenciones de activistas y censura en internet marcaron este martes el 30 aniversario de la feroz represión en la plaza Tiananmen de Pekín. El informe de la corresponsal de RFI.

Anuncios

Con Olatz Urkia, corresponsal de RFI en Pekín

Este 4 de junio destaca, como cada año, un silencio impuesto por el gobierno. En la capital china no hay ni protestas ni acto oficial alguno para conmemorar a las víctimas de la masacre de 1989.

En cuanto a los medios de comunicación locales también, casi un silencio absoluto. El lunes, el periódico chino Global Times publicó un editorial en el que básicamente se justificaba la masacre de Tiananmen, diciendo que la represión inmunizó al país de la turbulencia política, y que este control ha hecho posible el desarrollo económico acelerado que ha experimentado el país en los últimos 30 años.

En el mismo sentido, el ministro de Defensa, el general Wei Fenghe, dijo el domingo que el desalojo forzado de la manifestación fue la acción "correcta" para poner fin a la "turbulencia política" de esos momentos.

Por supuesto que aquí en Pekín la gente es consciente de la injusticia y sobre todo las generaciones más jóvenes intentan quejarse en las redes sociales. Pero la censura bloquea cualquier publicación relacionada con el 4 de junio casi inmediatamente. Se trata de vigilar a las pocas personas que tienen la valentía de seguir denunciando lo que ocurrió aquel triste 4 de junio.

La semana pasada intentamos a la madre de un estudiante aficionado a la fotografía que fue asesinado en 1989. Conseguimos entrevistarla pero a la salida la policía nos esperaba y nos obligaron a borrar todo lo que grabamos.

Este empeño en silenciar a los familiares de los estudiantes asesinados, deja claro que el 4 de junio de 1989 es la fecha más oscura de la historia reciente de China, tanto que el gobierno no ha admitido lo ocurrido, no han ofrecido compensaciones ni si quiera condolencias a las víctimas.

En la primavera de 1989, estudiantes y trabajadores se reunieron en la plaza Tiananmen, el corazón simbólico del poder chino, para pedir cambios hacia la democracia y el fin de la corrupción. Rápidamente inspiró protestas en todo el país.

Después de siete semanas de marchas y manifestaciones, el gobierno movilizó tanques y soldados que abrieron fuego contra los manifestantes y transeúntes que se encontraban a su paso ese 4 de junio.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.