Saltar al contenido principal

Caos en Hong Kong en nueva jornada de protestas

La policía detuvo a numerosos manifestantes el sábado en Hong Kong.
La policía detuvo a numerosos manifestantes el sábado en Hong Kong. © Reuters

Fuertes enfrentamientos entre manifestantes y policías tuvieron lugar este sábado en el corazón de Hong Kong. Los militantes pro democracia regresaron a las calles a pesar de la prohibición de manifestar en la ex colonia británica.

Anuncios

Barricadas, incendios, gases lacrimógenos y cócteles Molotov. Este sábado Hong Kong vivió una nueva jornada de disturbios entre la policía y los militantes que salieron a protestar para exigir elecciones democráticas en la ex colonia británica hoy bajo control chino.

Decenas de miles de manifestantes se lanzaron a las calles desafiando así la prohibición de manifestar anunciada por la policía el jueves pasado.

Para esquivar la prohibición, se llamó a organizar en la isla de Hong Kong concentraciones religiosas, que no necesitan autorizaciones. Y a primera hora de la tarde, varios miles de personas estaban reunidas principalmente en un estadio del barrio de Wanchai (centro).

En previsión de enfrentamientos, la policía levantó nuevas barricadas alrededor de la oficina de enlace del Gobierno central chino en la excolonia británica. Igualmente desplegó cañones de agua.

Hong Kong vive desde hace casi tres meses su peor crisis política desde su retrocesión a China en 1997, con acciones casi diarias que acabaron a veces en disturbios. Una situación inédita a la que no logran dar respuesta las autoridades de la región semiautónoma.

Este sábado se cumplía el quinto aniversario del rechazo de Pekín a organizar elecciones con sufragio universal en Hong Kong. Esta decisión desencadenó el "Movimiento de los Paraguas" de 2014, marcado por 79 días de ocupación del centro financiero y político de la ciudad.

La manifestación fue convocada por el Frente Civil de Derechos Humanos (FCDH), organización no violenta que planificó las mayores concentraciones de estos últimos meses. En particular la del 18 de agosto, que reunió a 1,7 millones de personas según los organizadores y que se saldó sin incidentes.

Además de la prohibición de manifestar, la víspera cinco militantes de primer orden y tres diputados fueron detenidos en una redada.

Con AFP.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.