Saltar al contenido principal
HONG KONG

Miles de manifestantes desafían a las autoridades con máscaras

Hong Kong durante las protestas de este fin de semana
Hong Kong durante las protestas de este fin de semana REUTERS/Jorge Silva

La justicia de la excolonia británica rechazó un recurso contra la decisión del gobierno de aplicar una ley de emergencia para prohibir que los manifestantes puedan taparse el rostro durante las protestas. 

Anuncios

Miles de hongkoneses hicieron caso omiso este domingo de la prohibición de manifestarse con la cara tapada y salieron a las calles de la ciudad, que tenía gran parte de las estaciones de metro cerradas tras una serie de actos vandálicos. 

Por su parte, la justicia de la excolonia británica rechazó un recurso presentado por representantes electos prodemocracia del Consejo Legislativo (LegCo), el Parlamento local, contra la decisión del gobierno de aplicar una ley de emergencia para prohibir que los manifestantes puedan taparse el rostro durante las protestas.La medida fue anunciada el viernes por la jefa del ejecutivo, Carrie Lam, y provocó una airada reacción de los manifestantes, que degeneró por la noche en actos de violencia y de vandalismo contra MTR, la empresa que gestiona el metro de Hong Kong, a la que acusan de actuar en connivencia con el gobierno central chino.

El domingo por la mañana, cuando la Alta Corte de Hong Kong rechazó el recurso de los políticos de la oposición, se celebraron dos nuevas manifestaciones, no autorizadas, bajo una lluvia incesante. Una tuvo lugar en los barrios del centro de la isla de Hong Kong y otra, al otro lado de la bahía, en la península de Kowloo

 

Tras una noche violenta

Hong Kong amanecía ayer sábado paralizado tras una intensa noche cargada de violencia y de caos. Muchos comercios permanecían cerrados a primera hora de esta mañana y el servicio d emetro estaba interrumpido en su totalidad.  "Las acciones brutales de los manifestantes hicieron que Hong Kong tuviera una noche oscura y que amaneciera semiparalizada este sábado", dijo    "Las acciones brutales de los manifestantes hicieron que Hong Kong tuviera una noche oscura y que amaneciera semiparalizada este sábado", dijo la jefa del Ejecutivo, Carrie Lam en un mensaje de video. "Todo el mundo está preocupado e incluso asustado", agregó Lam.

Estas nuevas manifestaciones son la respuesta de la población a la prohibición de uso de máscaras decretada el viernes por el gobierno, amparándose en una antigua ley, que data de 1922 y que no se usaba desde hacía 50 años. El gobierno intenta así disuadir a los manifestantes más violentos, que actúan con el rostro cubierto en estos cuatro meses de protestas, pero parece haber logrado el efecto contrario.

Desde el viernes por la noche, miles de manifestantes salieron a las calles y algunos de ellos saquearon estaciones de metro y comercios considerados prochinos.

Para no ser identificados y evitar problemas con la justicia, los manifestantes salen a la calle con el rostro cubierto. Algunos llevan cascos, gafas de protección o máscaras de gas para protegerse de los gases lacrimógenos y proyectiles de la policía.

El martes, la ciudad vivió su jornada más violenta desde junio, coincidiendo con el 70º aniversario de la instauración del régimen comunista en China, y por primera vez, un manifestante fue herido de bala. Desde entonces, políticos pro-Pekín y sindicatos de la policía reclamaban al ejecutivo que recurriera a las disposiciones previstas para casos de emergencia.

La ley de 1922 autoriza al ejecutivo a tomar "cualquier medida" sin necesitar el permiso del cuerpo legislativo si se produce una situación de emergencia o si existe un peligro para la población.

Para Joshua Wong, uno de los líderes de estas protestas, el hecho de recurrir a esta ley muestra el "inicio del fin de (el gobierno de) Hong Kong".

 

(Con AFP)
 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.