Saltar al contenido principal
China - Hong Kong

Hong Kong: la policía amenaza con balas reales a manifestantes atrincherados en un campus

Manifestantes pro democrazcia incendiaron la entrada del campus de Hong Kong donde se han pertrechado, el lunes 18 de noviembre de 2019.
Manifestantes pro democrazcia incendiaron la entrada del campus de Hong Kong donde se han pertrechado, el lunes 18 de noviembre de 2019. Reuters

La situación es extremadamente tensa este lunes en la Universidad Politécnica de Hong Kong. La batalla que comenzó el domingo por la mañana entre policías y estudiantes pertrechados en la facultad continuó durante toda la noche.

Anuncios

Del enviado especial de RFI a Hong Kong, Stéphane Lagarde

Cualquier recurso es bueno tratar de doblegar al adversario. Después de los cañones de agua y los gases lacrimógenos, la policía echó mano al volumen de los parlantes delante de la Universidad Politécnica de Hong Kong. El tema "Es sólo un hasta luego", interpretado con gaitas y los éxitos favoritos de la policía, suena alto y claro. Enfrente, los manifestantes machacan chapas de metal, como las fuerzas antidisturbios golpeando sus escudos. Es una guerra psicológica que comienza con una exhibición de las armas.

Por primera vez el domingo 17 de noviembre, la policía utilizó un vehículo equipado con un dispositivo acústico de largo alcance. Por parte de los estudiantes: catapultas artesanales, arcos y flechas que hirieron a un agente en el becerro, y en el interior: ¡un "taller de magia"!

"Allí, hacen cocteles Molotov para repeler a la policía. Ahí, clavos dentro de bigudíes (ruleros). Es para ponerlos en la carretera, pinchar los neumáticos y bloquear el tráfico”, explican estudiantes.

Es David contra Goliat: frente a la armada de la Policía, los estudiantes lanzaron un llamado a la movilización general a través de los grupos de Telegram. Es más de medianoche, los vecinos están en las calles: "La gente que vive en el barrio ha abandonado sus casas para bloquear las carreteras o tratar de desviar la atención de la policía". Basureros derramados, coches aparcados en medio de la carretera, insultos a los agentes de policía para desestabilizarlos o, simplemente, ruido, la activación alarmas de incendio. Todo para reforzar una tensión ya en su punto álgido después de 24 semanas de manifestaciones, con el riesgo de que una desgracia ocurra en cualquier momento.

La policía ha advertido a los manifestantes: no dudarán en disparar munición real si se encuentran con manifestantes con armas letales. La administración de la universidad se puso en contacto con la Policía el sábado 16 de noviembre para denunciar el robo de productos peligrosos en un laboratorio universitario.

Al mismo tiempo, se informa que la prohibición de llevar máscaras decidida el mes pasado por el ejecutivo de Hong Kong fue declarada inconstitucional el lunes por el Tribunal Superior de la ex colonia británica: "Las restricciones que impone a los derechos fundamentales (...) van más allá de lo que es razonablemente necesario", sostuvo el Tribunal Superior.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.