Saltar al contenido principal
JAPON -PAPA

El papa Francisco denuncia la bomba atómica y la industria armamentística

Hiroshima Peace Memorial Museum
Hiroshima Peace Memorial Museum HIROSHIMA PEACE MEMORIAL MUSEUM / AFP

Utilizar la energía atómica con fines militares es un "crimen", denunció el domingo el papa Francisco a su llegada a Hiroshima, ciudad japonesa víctima en 1945 del primer ataque nuclear de la historia. El papa calificó igualmente de atentado continuo. "Las fortunas que se ganan en la fabricación, modernización, mantenimiento y venta de armas, cada vez más destructivas..."

Anuncios

"El uso de la energía atómica con fines de guerra es hoy más que nunca un crimen, no sólo contra el hombre y su dignidad, sino contra toda posibilidad de futuro en nuestra casa común", declaró Francisco en un discurso pronunciado en el Memorial de la Paz, cerca del lugar donde fue lanzada la bomba estadounidense.

Este claro rechazo de la teoría de la disuasión nuclear marca una clara ruptura con el pasado. En 1982 Juan Pablo II, ante las Naciones Unidas llegó a definir la disuasión nuclear como un mal necesario "en las condiciones actuales".

La Santa Sede ratificó el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares en 2017. Pero hace dos años, en un simposio en el Vaticano, Francisco ya había condenado la "posesión" de armas nucleares y la "amenaza de su uso".

El papa también criticó la industria militar.
"En el mundo de hoy, en el que millones de niños y familias viven en condiciones infrahumanas, el dinero que se gasta y las fortunas que se ganan en la fabricación, modernización, mantenimiento y venta de armas, cada vez más destructivas, son un atentado continuo que clama al cielo" dijo Francisco.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.