Saltar al contenido principal
Australia

Australia: ‘Los incendios son producto del calentamiento del planeta y de la falta de acción de nuestro gobierno’

Jack Egan, al lado de lo que queda de su casa tras el paso de las llamas.
Jack Egan, al lado de lo que queda de su casa tras el paso de las llamas. Cortesía de Jack Egan

La alerta persiste en Australia, azotada por una ola de incendios que ya han arrasado con 5,5 millones de hectáreas en el país. Este jueves miles de turistas fueron llamados a abandonar las zonas turísticas de la costa sudeste ante la inminente llegada, este sábado, de una nueva ola de calor que hace prever una progresión de los incendios. Desde su comienzo, 18 personas han muerto y unas 1.000 casas han sido arrasadas por las llamas. Fue lo que le ocurrió a Jack Egan, habitante de Rosedale, en el estado de Nueva Gales del Sur, que RFI entrevistó.

Anuncios

Jack Egan, ex bombero voluntario que trabaja en una residencia de ancianos y vive en Rosedale, en el estado de Nueva Gales del Sur, ha perdido su casa en los incendios. Desde el inicio de esta temporada de fuegos hasta ahora fuera de control, unas 1.000 casas fueron quemadas y 18 personas perdieron la vida.

“Cath, mi compañera, huyó con nuestro perro a una playa vecina. Pudo ver cómo las llamas le alcanzaban... Yo me quedé en nuestra casa, esperaba poder apagar el fuego con nuestro equipo especial contra incendios. Pero la casa vecina fue rápidamente devorada por las llamas, que llegaron después a nuestra casa. El calor era muy fuerte, lo que me impidió acercarme con la manguera. Y nuestra bomba antiincendio se quemó. No tenía más agua. Decidí ir a buscar a mi pareja. Después de algunas horas, finalmente pudimos, felizmente, reencontrarnos. La pérdida de la casa no tiene gran importancia en comparación con haberla reencontrado”, cuenta Jack, emocionado.

Para él como para muchos australianos, el cambio climático es responsable de la sequía prolongada y la gravedad de los incendios. Llama a las autoridades a tomar medidas antes de que sea demasiado tarde.

“Es por culpa del cambio climático que la sequía es más grave que de costumbre. Los incendios son producto de una sequía que ya dura demasiado en Australia. Lo que temíamos para el futuro nos está dando de cachetadas justo ahora y vemos hasta qué punto es peligroso. Estos incendios son producto del recalentamiento del planeta y de la falta de acción de nuestro gobierno y de otros gobiernos durante décadas”, denuncia el ex bombero.

Y aunque teme lo peor para el futuro, Jack estima que la situación no es irreversible: “Estos incendios son el adelanto, el signo de que todo va a empeorar, que esto va a pasar más seguido. Los incendios serán más extensos e intensos. Me gustaría que los políticos australianos y Australia entera tomen en cuenta la situación actual, su propia experiencia con la sequía y los incendios, y les sirva para llamar la atención. Que les digan a todos los gobiernos del mundo que deben tomar medidas más ambiciosas y eficaces para el futuro, para que las consecuencias sean menos graves que las que ahora podemos imaginar”.

El primer ministro Scott Morrison, que se fue de vacaciones a Hawái en diciembre, es muy criticado por su gestión de la crisis y por no actuar contra el cambio climático. Fue abucheado e insultado mientras visitaba la ciudad de Cobargo este jueves, en Nueva Gales del Sur.

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.