Saltar al contenido principal
Australia

La biodiversidad única de Australia se ve gravemente amenazada por los incendios

Un canguro en el parque nacional de Flinders Chase, en la isla Canguro, el 7 de enero de 2020.
Un canguro en el parque nacional de Flinders Chase, en la isla Canguro, el 7 de enero de 2020. AAP Image/David Mariuz/via REUTERS

El balance de los incendios en Australia sube a 28 muertos, 10,3 millones de hectáreas calcinadas y alrededor de 1.250 millones de animales muertos según la organización WWF. Su flora y fauna únicas en el mundo corren un grave peligro.

Anuncios

Este lunes, los bomberos australianos afirmaron haber controlado el gran incendio de Gospers Mountain en las afueras del noroeste de Sídney, después de una lucha de casi tres meses, gracias a un clima más húmedo que promete un respiro para el campo devastado por el fuego.

En una visita a la zona, el jefe del Servicio de Bomberos Rurales de Nueva Gales del Sur, Shane Fitzsimmons, dijo que aún queda “una pequeña área en llamas por completar”, pero que el “pronóstico de contención parece prometedor”.

La Oficina de Meteorología prevé que algunas zonas podrían recibir hasta 50 milímetros de lluvia en la próxima semana, un alivio después de una sequía prolongada.

La biodiversidad amenazada

Pero aun así, todavía quedan decenas de incendios fuera de control y los animales siguen siendo su primera víctima. La flora y fauna únicas de Australia han sufrido un golpe catastrófico, con una estimación de 1.250 millones de animales muertos según la organización de conservación de la naturaleza WWF, e incontables árboles y arbustos quemados.

“Hay un aspecto patrimonial, esta diversidad es en su mayoría exclusiva de Australia, porque es un país aislado desde hace millones de años, en el que hay una diversidad endémica local que ha evolucionado en el lugar”, explica Philippe Grancolas, ecólogo del Museo de Historia Natural e investigador asociado al Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS).

El segundo problema tiene que ver con las funciones de estos organismos en su relación con el hombre, subraya el experto: “Garantizar la estabilidad de los suelos, un cierto almacenamiento de carbono, un cierto ciclo del agua local, y cuando se empieza de cero a partir de una zona calcinada, todas estas funciones que nos parecen evidentes, como las de depuración y degradación de la materia orgánica, se pierden en gran parte. Estamos en una situación en la que el riesgo es que desaparezcan estos servicios prestados al hombre”.

El koala, en peligro de extinción

La ministra de Medio Ambiente, Sussan Ley, advirtió que en algunas zonas, los koalas deben ser clasificados como una especie en peligro de extinción.

Con el fin de salvar a la especie, miles de personas han firmado una petición para que se introduzca el koala en Nueva Zelanda. La asociación Sociedad para el Traslado de Koalas asegura que estos marsupiales podrían encontrar asilo en el país vecino, que cuenta con casi 30.000 hectáreas plantadas con eucaliptos.

Sin embargo, la solicitud fue rechazada por Wellington y un portavoz de la primera ministra Jacinda Ardern explicó que el objetivo del gobierno es ayudar a controlar el fuego para que los koalas “se queden en su hábitat natural”.

Con la AFP

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.