Saltar al contenido principal
India - Coronavirus

Coronavirus: La difícil aplicación de la cuarentena en India

En la India, las medidas restrictivas están en vigor desde el lunes, pero son difíciles de aplicar. La población de la India sigue siendo rural y muchos continúan congregándose en los mercados abiertos.
En la India, las medidas restrictivas están en vigor desde el lunes, pero son difíciles de aplicar. La población de la India sigue siendo rural y muchos continúan congregándose en los mercados abiertos. PUNIT PARANJPE / AFP

En la India se han notificado más de 400 casos de coronavirus y 9 muertes.  La epidemia está cobrando impulso rápidamente y existe la preocupación de que la magnitud del brote se esté subestimando en gran medida en un país que no tiene suficientes hospitales para su enorme población.  Las autoridades han impuesto un toque de queda parcial, pero estas restricciones resultarán muy difíciles de aplicar.

Anuncios

Con Sébastien Farcis, corresponsal de RFI en Nueva Delhi

En India, millones de ciudadanos quedaron oficialmente confinados dese este domingo. Las autoridades regionales están acumulando restricciones.  Cierre de todas las tiendas no esenciales, parálisis del transporte público, clausura de las fronteras entre todos los pequeños distritos del país, toque de queda total por la noche en algunas zonas.  

La mayoría de vuelos domésticos fueron cancelados y las tiendas bajaron la persiana con motivo de un toque de queda de 14 horas, con el que el gobierno quiere probar las capacidades del país para combatir la pandemia.  Las medidas afectan a mil millones de personas.

"Tenemos 19 estados y territorios de la Unión en confinamiento total. Otros seis estados y territorios de la Unión están en confinamiento parcial y otras tres regiones también tomaron medidas", declaró Luv Aggarwal, un alto responsable del ministerio de Sanidad indio, en una rueda de prensa el lunes.

El toque de queda -que muchos interpretaron como un ensayo de cara a un confinamiento más duradero--fue ordenado después de que el país confirmara 320 casos de COVID-19 y cinco fallecidos.

Sin embargo, los expertos apuntan que la cifra podría ser mucho mayor, y que le número exacto de contagios no se conoce por la falta de test de diagnóstico.

A partir de ahora, se someterá también a las pruebas a toda persona que haya estado en contacto con algún caso positivo, tenga o no tenga síntomas.

Manteniendo distancia

La gente rica respeta más o menos estas medidas y se queda en casa.  Mantienen las distancias.  Pero es mucho más difícil para la gente de medios modestos, que constituye la mayor parte de la población de la India.

La densidad es enorme en los barrios populares, las casas suelen estar compuestas de una sola habitación para 5 o 6 personas. Como resultado, la gente vive al aire libre. Quedarse en casa no es una opción, sobre todo, para estas personas que necesitan trabajar todos los días para ganarse la vida y por lo tanto saldrán a cualquier precio.

Algunos gobiernos regionales han anunciado ayuda alimentaria para estas personas, pero la mano de obra india sigue siendo rural. Las cadenas alimentarias dependen de millones de personas que siguen congregándose en los mercados abiertos con el riesgo de propagar la epidemia.  Y el cambio en el modo de vida parece muy difícil conseguir.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.