Saltar al contenido principal
Vida en el Planeta

Comercio de arena amenaza las playas

Audio 05:39
Hombres recolectando arena en Playa Bluff, Bocas del Toro, en Panamá.
Hombres recolectando arena en Playa Bluff, Bocas del Toro, en Panamá. Wikimediacommons

Redifusión. Petróleo, agua, madera...estos son algunos de los recursos que conocemos como finitos, que por la acción del hombre pueden llegar a agotarse, a causa de la sobre-explotación. Por sorprendente que parezca, la arena también pertenece a esta última categoría: es uno de los materiales imprescindibles para la construcción, y no solo: encontramos arena en la producción de vidrio, productos de limpieza, dentífrico. Al año se comercian más de 18 mil toneladas de arena en el mundo, 5 veces más que de petróleo, y es un producto muy cotizado en países como China, Singapur o incluso Catar. ¿Y de donde viene toda esta arena? De nuestros fondos marinos y nuestras playas, lo que las pone, sin exageración alguna, al borde de la extinción.

Anuncios

En la Bretaña francesa, en un pequeño condado del norte de la región, el Tregor, dónde los dibujantes Uderzo y Goscigny emplazaron el poblado de Asterix y Obelix, un grupo de irreductibles ciudadanos se oponen a un proyecto de extracción de la arena de sus playas. Frente a la llamada costa de granito rosa, la Compañía armoricana de navegación una empresa especializada en la extracción de arena, quiere empezar explotar los fondos marinos bretones, extrayendo hasta 400 mil metros cúbicos de arena cada año con un barco aspiradora. Proyecto que ha levantado muchas ampollas entre los vecinos, llegando a crearse una asociación opositora, "El pueblo de las dunas". Alain Bidal es su coordinador:

"La dirección regional del medioambiente ha realizado un breve informe sobre este proyecto, en el que señalan que no se han hecho todos los estudios necesarios sobre el impacto de la extracción de la arena sobre la zona, ni se explica porqué se tendría que llevar a cabo en esa zona en concreto de la costa bretona. No se ha estudiado el estado actual de la fauna y la flora del lugar”, semana Juan Poch. “Esto es importante para compáralo con el después del inicio de la extracción. Además, no se han tenido en cuenta experiencias como la de la isla de Brea, donde ya se están aspirando los fondos marinos desde hace 20 años. Los pescadores nos dicen que los fondos marinos son lunares, ya no hay ni fauna ni flora, no se puede pescar. Nada de esto se ha tenido en cuenta."

Los pescadores de la zona del Tregor temen quedarse sin trabajo, como sus vecinos de Brea, y por eso piden que la extracción tenga lugar más lejos de la costa. Pero cerca o lejos del litoral, la extracción de arena con estos métodos de aspiración tiene siempre consecuencias para las playas. Joan Poch, geólogo de la Universidad Autónoma de Barcelona señala que el arena del “agujero” que deja la aspiración de la arena en el fondo marino acaba siendo llenado por la arena de las playas, que acaban finalmente devastadas.

Playas arrasadas como las de muchos países del cono sur, de África u Oceanía, dónde los propios habitantes expolian la arena de sus playas para revenderla a las mafias por un mísero salario. Arena que termina en países desarrollados, en plena expansión inmobiliaria, o incluso de su propio territorio. El pequeño Singapur habría aumentado su superficie en más de 20 porciento estos últimos 60 años, con arena proveniente de las playas de sus vecinos pobres: Vietnam, Indonesia, Malasia...En la isla africana de Cabo Verde, sus habitantes han expoliado casi toda la arena negra de sus playas...con catastróficas consecuencias para la población, que ven su agua potable contaminada por la sal marina, y las olas le ganan cada vez más terreno al litoral.

Finalmente, el geólogo Juan Poch indica que la arena no se renueva al ritmo que impone la extracción de las multinacionales. Los ríos no son capaces de verter al mar tanta arena como en épocas anteriores, cuando sus cauces no estaban impedidos. Ante esta pérdida de producción de la arena, los expertos señalan que tendremos que aplicarnos al reciclaje de la arena, si no queremos ver nuestras playas desaparecer en los próximos años.

 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.