Saltar al contenido principal
Mundo Ciencia

2015, el año más caliente de la historia

Audio 11:25
En Henley Beach, en Australia, jóvenes saltan al agua en un intento de refrescarse. El 17 de  diciembre del 2015,  la temperatura alcanzó 42,9°C.
En Henley Beach, en Australia, jóvenes saltan al agua en un intento de refrescarse. El 17 de diciembre del 2015, la temperatura alcanzó 42,9°C. REUTERS/Ben Macmahon/AAP

El 2015 es el año más caluroso del que se tiene registro. Así lo han confirmado tres centros de observación reconocidos internacionalmente. Basándose en estos datos, la Organización Meteorológica Mundial publica un informe confirmando lo que muchos se temían, que por primera vez se han alcanzado temperaturas que superan en 1°C a las de la era preindustrial.

Anuncios

2015 es el año de todos los récords. La temperatura media global en la superficie del planeta (tierra y océanos) batió todos los récords anteriores por un margen sumamente amplio: 0,76 grados centígrados por encima de la media del periodo referencial 1961-1990. Pero si se toma en cuenta la era preindustrial entonces se llega a 1° C.

Así lo confirma en un informe la Organización Meteorológica Mundial (OMM) basándose en el conjunto de datos proporcionados por tres centros de observación reconocidos internacionalmente (HadCRUT4, NOAA y NASA).

Por otra parte, el periodo 2011-2015 es el quinquenio más cálido del que se tiene registro.

Los acuerdos de la COP21 buscan intentar no superar los dos grados, quiere decir que el calentamiento global ha avanzado ya desgraciadamente a mitad de camino.

José Camacho, funcionario científico de la división de meteorología agrícola de la Organización Meteorológica Mundial explica: “las temperaturas por primera vez en la historia han superado 1°C, ése es el umbral que se pone de manifiesto. Los acuerdos de la COP21 se basan en que hay que intentar no superar los 2 grados y estamos a la mitad en el momento actual”.

Un grado más repartido de manera heterogénea en la superficie terrestre

Zona llamada de El Niño, en el Pacífico Ecuatorial Oriental. El fenómeno El Niño, que sucede cada cierto tiempo,  se ha manifestado este año con gran intensidad. El Niño ejerce una fuerte influencia sobre los trópicos.
Zona llamada de El Niño, en el Pacífico Ecuatorial Oriental. El fenómeno El Niño, que sucede cada cierto tiempo, se ha manifestado este año con gran intensidad. El Niño ejerce una fuerte influencia sobre los trópicos. D.R.

El aumento de calor se puede constatar en el pacifico oriental ecuatorial, en la llamada zona de El Niño, particularmente extremo este año, como constata José Camacho: “Hay un hecho que marca el 2015 y es la presencia del fenómeno de El Niño que es muy importante este año, va camino o está siendo uno de los más importantes en el último medio siglo”.

 

 

Pero además del pacifico oriental, este aumento de calor se manifiesta en otros puntos del planeta, como en el hemisferio norte, específicamente, en Siberia, Europa del Norte y Europa Central o en California, en los Estados Unidos. Pero también en Australia, este y sur de Africa.

Las temperaturas elevadas del 2015 se vieron reflejadas en numerosos fenómenos meteorológicos extremos, tales como las olas de calor, las inundaciones o las sequias graves.
Pero curiosamente, a nivel de ciclones, el 2015 no fue muy distinto de otros años, aunque países que generalmente no se ven afectados por los ciclones en el 2015 si lo fueron, fue el caso de Yemen, que tuvo dos ciclones ese año. Una gran variabilidad es pues la que se observó en este 2015.

La Organización Meteorológica Mundial advierte que el cambio climático tendrá consecuencias cada vez más negativas y pone de relieve la necesidad de invertir en sistemas de adaptación y no sólo en mitigación, como por ejemplo, mejorar los sistemas de alerta temprana de desastres.

Entrevistado: José Camacho, funcionario científico de la división de meteorología agrícola de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

 

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.