Saltar al contenido principal
Mundo Ciencia

Un episodio de El Niño muy intenso

Audio 18:08
Zona de la corriente ecuatorial del Pacífico,conocida como "El Niño". Un fenómeno que ocurre entre cada dos y siete años.
Zona de la corriente ecuatorial del Pacífico,conocida como "El Niño". Un fenómeno que ocurre entre cada dos y siete años. NOAA/ Science Photo Library

El episodio de El Niño 2015/2016 podría ser uno de los más intensos jamás registrados. Entre sus consecuencias se registran fuertes lluvias en regiones donde casi nunca llueve y sequías en otras zonas que son húmedas por lo general.

Anuncios

El 2015 ha sido el año más caliente de la historia y en buena medida se debe al fenómeno de El Niño, un fenómeno que se repite con cierta frecuencia, pero cuyo episodio del 2015/2016 ha sido excepcionalmente muy intenso. Un episodio que si bien ha iniciado su declive, su intensidad sigue siendo fuerte e influye en el clima global del planeta.

El fenómeno de El Niño

El fenómeno de El Niño, una corriente ecuatorial cálida del Pacífico que se repite entre cada dos y siete años, ha tenido varios episodios importantes. El de 1982/1983 sirvió para que los científicos descubrieran este fenómeno. El de 1997/1998, también muy intenso, sirvió para que los medios descubrieran este evento. El episodio de El Niño de 2015/2016 podría ser equiparable a los otros dos o incluso más intenso. Así lo afirmó la Organización Meteorológica Mundial (OMM), quien señaló que El Niño ya comenzó su declive y podría desaparecer para mediados del 2016.

Por lo general, su máxima intensidad se da hacia fines del año, y es un fenómeno meteorológico que provoca lluvias torrenciales en ciertas regiones del mundo donde no llueve tanto, y sequías en otras zonas que por lo general son húmedas.

José Luis Camacho, funcionario científico de la Organización Meteorológica Mundial, nos da más detalles sobre los efectos que ha tenido El Niño en el planeta: “En algunas regiones de Etiopía, hubo un fallo en las estaciones de lluvia, las lluvias de primavera. Hay una sequía también que afecta a un gran número de países de África austral y que está llevando a una situación de riesgo alimenticio a más de 40 millones de personas. En Asia meridional, hay probabilidades de incendios por falta de lluvias en zonas que son normalmente húmedas como las islas de Indonesia y Filipinas. Y luego ha habido un déficit de precipitaciones en la zona norte de la India y al revés, ha habido un exceso de lluvias en Sri Lanka y en el sur de la India”.

Los efectos de El Niño también se han hecho sentir en las Américas

En las Américas, los efectos de El Niño también se han hecho sentir, según José Luis Camacho: “Podemos mencionar los efectos en la zona del Paraná, ha habido precipitaciones importantes con inundaciones que han afectado a Paraguay, Uruguay, Argentina… En otras zonas, como en el centro de la cuenca amazónica, ha habido déficit”.

“Podemos mencionar también América Central, ha habido déficit de precipitaciones… Y si nos vamos a América del Norte, tenemos un déficit de precipitaciones que no se atribuye  a El Niño, pero en este caso, por ejemplo en la zona de California, lo que esperan es que El Niño ayude a colmatar este déficit de precipitaciones, o sea que no todos los efectos son negativos”.

Entrevistado: José Luis Camacho, funcionario científico de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.