Saltar al contenido principal

Regulador aéreo confió en evaluación de Boeing sobre software de los 737 MAX

Fábrica de Boeing en Renton (Washington), el 12 de marzo de 2019
Fábrica de Boeing en Renton (Washington), el 12 de marzo de 2019 AFP/Archivos
Anuncios

Nueva York (AFP)

El regulador aéreo estadounidense no consideró necesario evaluar la seguridad del sistema de estabilización MCAS del Boeing 737 MAX, implicado en dos catástrofes aéreas, y prefirió basarse en las conclusiones del grupo aeroespacial, indicó este martes a la AFP una fuente conocedora del caso.

Esa información es parte de las conclusiones preliminares de una auditoría interna de la agencia federal de la aviación (FAA) sobre la certificación del 737 MAX, para la que se encargó la inspección de una parte de los sistemas del avión a ingenieros de Boeing en un procedimiento instaurado hace una década.

En su edición del martes, The Wall Street Journal afirma que durante la certificación del 737 MAX Boeing no indicó claramente a las autoridades que un fallo del MCAS podía tener resultados desastrosos.

Si lo hubiera hecho, se habría llevado a cabo un análisis mucho más minucioso del programa cuyo fallo provocó el accidente de un 737 MAX 8 de Lion Air en el que murieron 189 personas en octubre en Indonesia.

La investigación de otra catástrofe, la de un vuelo de Ethiopian Airlines que se estrelló matando a 157 personas en marzo, también apunta al sistema MCAS del 737 MAX.

La auditoría de la FAA señaló, no obstante, que Boeing no había tenido intención de engañar al regulador, según indicó la misma fuente consultada por la AFP.

De hecho, el propio regulador aéreo consideraba que el MCAS no necesitaba una inspección adicional porque el sistema no afectaba a la trayectoria del aparato.

"El MCAS no provocó una evaluación adicional sobre su seguridad puesto que no afectaba a la velocidad de crucero, considerada como la fase más crítica en vuelo", añadió esa fuente.

Boeing no contestó a las preguntas formuladas por la AFP sobre esas informaciones.

El miércoles, el jefe interino de la FAA, Daniel Elwell, comparecerá ante el Congreso estadounidense.

Además del regulador aéreo, la secretaría de Transporte de Estados Unidos lleva a cabo una auditoría sobre el 737 MAX, y la secretaría de Justicia realiza, desde noviembre, una investigación penal sobre la concepción de ese avión.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.