Saltar al contenido principal

Acuerdo de la izquierda en Dinamarca para formar un gobierno socialdemócrata

La líder de los socialdemócratas daneses, Mette Frederiksen, en rueda de prensa el 1 de mayo de 2019 en Aalborg, Dinamarca
Ritzau Scanpix/AFP/Archivos
ANUNCIOS

Copenhague (AFP)

Después de tres semanas de negociaciones, la líder de los socialdemócratas daneses, Mette Frederiksen, anunció la conclusión de un acuerdo con tres partidos de izquierda para formar gobierno tras las elecciones legislativas del 5 de junio.

"Ahora alcanzamos el objetivo [...] Mostramos que cuando los daneses votan como lo hicieron, una nueva mayoría puede traducir sus esperanzas en acciones", dijo la madrugada del miércoles Frederiksen, quien formará un gobierno en minoría --algo habitual en el país-- con apoyo de sus aliados.

Los socialdemócratas ganaron las elecciones legislativas del 5 de junio, poniendo fin al gobierno de minoría del primer ministro liberal Lars Lokke Rasmussen, después de que varios de sus aliados claves sufrieran importantes pérdidas en las urnas.

Frederiksen, a la que la reina de Dinamarca encargó iniciar las conversaciones para formar gobierno, presentará el miércoles el acuerdo gubernamental, de 18 páginas. Los analistas creen que el gobierno será presentado el jueves.

"Es un documento político, uno de los primeros del mundo que define realmente unas ambiciones verdes. Vamos a elaborar un plan climático, una ley vinculante sobre el clima, y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 70%", prometió la jefa de filas de los socialdemócratas.

Su partido quedó en primer lugar en los comicios con un 25,9% de los sufragios, y el conjunto del "bloque rojo" cuenta con una mayoría absoluta de 91 de los 179 escaños que componen el Folketing, el Parlamento danés.

El futuro gobierno prevé llevar a cabo una estricta política migratoria, como ya ocurre desde 2001, pero "humana".

Dinamarca volverá a aceptar a los refugiados procedentes del programa de cuotas de reinstalación de Naciones Unidas, del que suspendió su participación en 2016.

El acuerdo también prevé el abandono del proyecto de trasladar a una isla inhabitada a los migrantes "indeseables", los refugiados rechazados con antecedentes penales a la espera de expulsión y aquellos que no pueden ser devueltos a sus países.

Las negociaciones recién concluidas fueron las más largas desde 1988, en un país acostumbrado al consenso político.

Mette Frederiksen, de 41 años y quien se convertirá en la primera ministra más joven del país, "cumplió su deseo de dirigir un gobierno totalmente socialdemócrata", señaló el periódico Berlingske.

La prensa señaló también la casi ausencia de una financiación precisa de la futura política gubernamental.

La "ley sobre el presupuesto nos espera a la vuelta de la esquina. Las prioridades que nos gustaría tener, como por ejemplo en el terreno de la ayuda social, se financiarán corona por corona", defendió Mette Frederiksen.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.