Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

Católicos atacan un museo de Avignon

Audio 04:22
Colección Lambert

Un grupo de católicos integristas atacó una fotografía de Andrés Serrano que consideraban blasfema. "Immersion Piss Christ" es el título de la obra presentada en la exposición "Je crois aux miracles" (Creo en los milagros) en el Museo de Arte Moderno de Avignon. 

Anuncios

Estamos en un Domingo de Ramos, en una plácida ciudad provinciana del sur de Francia, Avignon, en donde los papas trasladaron su sede en el confuso siglo XIV y en donde cada año tiene lugar el famoso festival de artes escénicas durante el mes de julio.

Puente de Avignon
Puente Saint-Bénézet, Avignon C. Rodde / Avignon-tourisme

En este decorado cultural e histórico ocurrió una agresión en contra de dos fotografías del artista norteamericano Andrés Serrano expuestas en la exposición “Creo en los milagros” de la colección del galerista francés Yvon Lambert.

Cuatro individuos entraron al Museo de Arte Contemporáneo de la ciudad y atacaron el cuadro-fotografía “Immersion Piss Christ” que representa un crucifijo sumergido en sangre y orines. La descripción de la obra podría parecer cruda a nuestros lectores, pero la imagen es mucho menos injuriosa de lo que parece.

Sin embargo esta no fue la opinión del Arzobispo de Avignon Jean-Pierre Cattenoz quien a principios de abril pidió que la obra fuera retirada de la exposición por tratarse de una representación “odiosa”, según sus términos.

Esta petición fue retomada por varias organizaciones integristas católicas, que lanzaron una ofensiva informática contra el museo (35 mil mensajes en un día) y contra la colección Lambert que presenta las obras incriminadas.

Y este sábado organizaron una manifestación frente al Palacio de los Papas de Avignon para exigir a las autoridades que la obra fuera retirada antes de la Semana Santa.

Ayer finalmente sus correligionarios pasaron a la acción y destruyeron la foto con el Cristo, pero en su furor también destruyeron una piadosa imagen de una religiosa en oración.

La agresión a unas obras en un museo francés suena como un retroceso en la visión de la libertad creadora de un artista por motivos religiosos. Y este acto vandálico ocurre cuando en Francia se ha exacerbado las discusiones en torno a las religiones.

El ministro francés de la cultura Frédéric Miterrand declaró cuando se enteró de la agresión:

"Estoy consternado por el hecho de que se entre en un museo, se violente a los guardias y sean destruidas unas obras. Creo que cuando uno se siente agredido por una obra, hay que dirigirse a la justicia y será la justicia quien decida lo que procede. Hay un marco de libertad de creación y de expresión, dos principios fundamentales de la República. Así que todo acto de violencia, de destrucción, de intolerancia es inaceptable."

El propietario de la colección, Yvon Lambert, denunció por su parte las tendencias inquisitoriales de los incitadores de la agresión y precisó que mañana se abrirá de nuevo el museo con las obras tal como quedaron después de la agresión, como testimonio de la barbarie de sus autores.

 

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.