Saltar al contenido principal

« El velador » documental mexicano en la Quincena y dos decepciones en competición.

Audio 05:34
Cartel de "El velador".
Cartel de "El velador". La Quinzaine des realisateurs

En la Quincena de realizadores hemos visto  la película mexicana « El velador » de Natalia Almada, interesante documental sobre el cementerio de Culiacán. En competición hoy, «Appolonide, recuerdos del burdel » del francés Bertrand Bonello, y « El árbol de la vida » del norteamericano Terrence Malick. La primera fue acogida con silencio y palmas, la segunda con un ligero abucheo en las sesiones de la prensa acreditada.

Anuncios

«El velador », película documental mexicana ha sido proyectada en la Quincena de realizadores. Se trata del tercer largometraje de Natalia Almada, después de « Al otro lado » que hablaba también de Sinaloa y su realidad social y de « El general » una evocación de un general revolucionario que era un antepasado de la realizadora.

 "El velador" ha sido rodada en el cementerio de Sinaloa, donde están enterrados numerosos capos del narcotrafico. Un lugar en el que resulta arriesgado pasear con una cámara  en la mano y en donde Natalia Almada filma el tranquilo trabajo de un velador y las idas y venidas de familiares y de obreros que construyen lujosos mausoleos.

Almada ha querido con sus imágenes dejar constancia de la atmósfera y de la ley del silencio que rodea ese mítico lugar. Un cementerio en el que los familiares de los narcotraficantes muertos, a menudo muy jóvenes, quieren dejar una huella de su paso por la vida. Lugar de recogimiento y de fiestas fúnebres, que es observado de lejos y de cerca por la cámara, con escasos diálogos.

Un velador poco locuaz ante la cámara, como las personas que transitan por el lugar, y que muestran con su silencio esa realidad mexicana invadida por la violencia y el miedo. Largos planos secuencias van describiendo el apacible silencio de ese lugar desde el amanecer hasta el final de la noche.

« Lo que me interesaba –cuenta Natalia Almada- era hacer algo a contracorriente de todo lo que se filma sobre el narcotráfico.Yo no queria filmar a los narcotraficantes, sino a toda esa gente que gravita por el cementerio, las viudas, los familiares, los albañiles que hacen los santuarios, que son gente como los demás ».

Fotograma de "L'apolonnide" de Bertrand Bonello.
Fotograma de "L'apolonnide" de Bertrand Bonello. Festival de Cannes

«Appolonide, recuerdos del burdel » del director, guionista y compositor francés Bertrand Bonello cuenta la vida de las prostitutas en un burdel en la Francia de fines del siglo XIX. Película de época que muestra tanto los horrores como los escasos buenos momentos de esas mujeres que conviven en un espacio cerrado. La musica moderna en desfase  con la época filmada quiere deliberadamente  puntuar, como también  su última escena,  que las cosas no han cambiado esencialmente lo que algunos llaman « el mas viejo oficio del mundo ».

El horror de esas vidas en el ejercicio esclavo de la prostitución es subrayado en varias ocasiones en el relato por la mutilación de una prostituta por su cliente, que le corta la cara transformandola en un monstruo de sonrisa permanente. A pesar de una factura estética brillante, buenos intérpretes y una atmósfera bien conseguida, con esas ninfas que se pasean desnudas por el burdel o en sus escasas salidas al exterior, cabe señalar que el relato de Bonello resulta reiterativo, algo aburrido y pesadamente literario con sus recursos al flash back.

 

« El árbol de la vida » de Terrence Malick, en competición ha sido acogida con un  abucheo por la prensa acreditada, a la medida de la expectativa que había suscitado esta película, pues la sala estaba llena media hora antes de empezar la sesión.

Todo empieza con la muerte de un hijo en una familia americana, cuya vida en forma de flash back nos va a contar Malick, durante dos larguisimas horas y dicieciocho minutos de grandilocuentes imágenes, acompañadas de música clásica.

En medio de esta espiritual reflexión sobre la familia y la muerte, Malick incluye imágenes que podrían constituir un buen cortometraje sobre el origen de la vida. La película es sin embargo un banal melodrama, a pesar de su prestigioso casting, con Brad Pitt, Sean Penn y Jessica Chastain.

La acción se situa en la América de los años cincuenta en el seno de una familia cristiana, con un padre autoritario y una madre dedicada a su progenitura. Malick filma desde el nacimiento a la adolescencia un banal álbum de familia con tres hijos, en donde la emoción busca ser provocada mas con la música adicional que con las a menudo distorsionadas imágenes filmadas.

 

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.