Saltar al contenido principal

Buenos Aires, París, y El Salón del Libro

Audio 06:47
Librería 'El Salón del Libro' en pleno barrio latino de la capital francesa.
Librería 'El Salón del Libro' en pleno barrio latino de la capital francesa. Foto: Erika Olavarría/RFI

La capital argentina se ha vuelto a poner de moda en 2011 como 'Capital mundial del Libro' e invitada de honor del Salón del Libro de París. Una librería parisina del barrio latino albergó la versión alternativa de este encuentro: El Salón del Libro, organiza la muestra 'Buenos Aires sur Seine / Buenos Aires sobre el Sena'. Reportaje: Erika Olavarría 

Anuncios

El ayuntamiento de París está preocupado pues las librerías comienzan a escasear en sus barrios, así como el comercio de proximidad, y en su lugar, tiendas en cadena ocupan las boutiques que suele haber en las primeras plantas de los edificios. La disminución es más drástica si hablamos de las librerías en español que décadas autres vivieron un auge, pero hoy casi han desparecido.

Se entiende la motivación entonces que tuvo Alejandro de Núñez, periodista franco argentino cuando fundó hace un poco más de un año la librería el salón del libro en la calle Fossés Saint-Jacques dedicándola a la creación hispanoamericana.

Como antecedente tenía los ciclos de literatura en español que organizaba en diferentes librerías de la ciudad. En uno de ellos las ventas fueron tan elevadas, que a los días recibió un cheque de los propietarios como premio a su gestión: « y justo da la casualidad que yo vivía por aquí y pasé en bicicleta y vi que este local hermoso se alquilaba. Entonces decidí montar mi propia librería, y dejar el periodismo ».

Cuando uno llega a la librería, el paisaje es digno de postal. Hay un típico café parisino vecino al salón y en frente, una de las pocas plazas verdes del barrio latino cerca del Panteón. En la ventana, un libro de mafalda y la palabra « librería » nos hacen sentir que estamos en el sitio correcto. Hay sofás por todos lados, la revista de literatura eñe apilada cerca de la puerta y en los muros cuadros de artistas latinoamericanos.

Y es que poco a poco el salón del libro se ha ido conviertiendo en un refugio no sólo para un pequeño núcleo de intelectuales latinoamericanos que llevan años en la ciudad de la luz, sino también para los franceses. Alejandro de Núñez se las ha arreglado para no sólo vender libros. En los muros de la librería se suceden las exposiciones de atistas vinvulados de alguna manera a la edición. En sus salones, además, organiza coloquios, presentaciones y cóctels o "vernisages" de las exposiciones, eventos que quedan registrados en una radio on line que se ha montado para dar un espacio también a su espíritu de reportero.

En marzo de este año con motivo del salón del lib

ro de París, donde Buenos Aires fue ciudad invitada de honor, Alejandro buscó una manera indirecta de participar y atraer miradas hacia su salón y pensó que convocar artistas que hablaran de la relación Buenos Aires - París, histórica relación de admiración e imitación, podría ser un buen pretexto. Así nació el ciclo « Buenos Aires sur seine » o Buenos Aires sobre el Sena, como si la ciudad del obelisco se fusionara con la ciudad luz.

Antonio Seguí, consagrado artista e ilustrador argentino aportó algunos de sus dibujos en lápiz. Alberto Bali, que ha ilustrado libros de Ernesto Mallo o Fray Mocho, y radicado hace casi 4 décadas en París, decidió exponer en cambio parte de sus pinturas, instantáneas cubistas de una ciudad, aparentemente Buenos Aires: "son sobre todo espacios donde algo va a pasar. Y espero que tengan el aire y el ambiente de Buenos Aires. No estoy seguro. Yo más bien creo que son hasta casi folclóricamente de Buenos Aires » explica. Alberto grafica muy bien ese cliché que existe sobre la relación entre ambas ciudades y en el que han contribuído, Gardel, el tango, Borges, Cortázar, la Argentina rica de comienzos del XX y los exiliados, entre muchos otros hechos e

intercambios : « ese cliché es simétrico, de la misma manera que los franceses están en Buenos Aires diciendo esto se parece a París, estoy acostumbrado a argentinos que vienen acá y les parece que la Avenida Alvear está por todos lados e invariablemente les gusta más el teatro Colón que la ópera Garnier » resume.

Los otros dos expositores fueron Ricardo Mosner, que lleva varias décadas también en Europa y que incluso ha expuesto en la cité de la musique la Villette y Micael revelación del ciclo, hijo de Argentina y Brasileño, quien tiene ese mestizaje muy presente en su historia personal. Nació en París, se crió en Argentina y ahora se ha reencontrado con su ciudad y hasta se ha atrevido a publicar un libro quedándose con un título que no pocos pensaron alguna vez para una obra. « Un argentino en París » se volvió además el libro más vendido de este ciclo aunque para exponer en la librería optó por publicar otros dibujos distintos a los de opera prima : « mis dibujos aqui son como postales de la ciudad de Buenos Aires con aspectos típicos de allá como el fútbol la pasión por el pscoanálisis, el tango, los taxistas. Hay también un monumento a Mafalda que pocos saben aquí en Francia que es una nena argentina « .

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

 

Entrevistado: Alejandro de Nuñez, propietario de la librería parisina El Salón del Libro.

Alberto Bali, Micaël y Ricardo Mosner, artistas plásticos

Librería El Salón del Libro

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.