Saltar al contenido principal

Pablo Neruda, el Winnipeg y los republicanos españoles

Audio 06:47
El Winnipeg
El Winnipeg

El director de cine Dominique Gautier y el profesor de la universidad de Pau, Jean Ortiz son los autores del documental “La travesía solidaria” que cuenta la epopeya del Winnipeg. Un barco carguero, el Winnipeg, fue fletado en 1939 por el poeta chileno Pablo Neruda, entonces cónsul de Chile en París que condujo a 2.500 republicanos españoles, desde el puerto de Pauillac, cerca de Burdeos hasta el puerto chileno de Valparaiso.

Anuncios

La película difundida por la televisión francesa se ha estrenado en Pauillac, y será proyectada el 12 de enero en el Festival de cine político, social y derechos humanos de Valparaiso en Chile.

En el verano de 1939, las tropas de Franco han entrado ya en Barcelona, la retirada hacia Francia de los republicanos españoles armas en mano ha empezado, a su llegada decenas de miles de hombres, mujeres y niños son detenidos y hacinados en campos de concentración en el sur de Francia. Varios países latinoamericanos se ofrecen para acoger a esos refugiados, entre ellos México y Chile.

El gobierno chileno del presidente Aguirre Cerda encarga a Pablo Neruda el traslado a Chile de más de dos mil refugiados, miembros de organizaciones políticas republicanas, socialistas, comunistas, anarquistas o trotskistas. La compañía marítima comunista “France Navegation” que había participado activamente en el apoyo logístico al campo republicano, rompiendo el embargo en vigor en Francia, con envío de armas, municiones y con el transporte de las brigadas internacionales, organiza el viaje del Winnipeg.

Pablo Neruda
Pablo Neruda

Se trata de un viejo carguero que es habilitado para trasladar a Chile un total de dos mil quinientos refugiados. Considerados indeseables por las autoridades francesas que los han encerrado en campos de concentración, los “rojos” españoles se embarcan con destino a Chile. El Winnipeg sale de Pauillac, puerto cercano a Burdeos, el 4 de agosto de 1939, con destino a Valparaiso en Chile, a donde llega el 2 de septiembre.

Si una parte de la opinión en Chile acoge solidariamente a los refugiados españoles, la derecha chilena se insurge contra la llegada de esos emigrantes. A través de los emocionantes testimonios de algunos supervivientes de esa travesía y con el análisis de historiadores y especialistas, el documental relata esa epopeya desde un punto de vista muy contemporáneo, al mostrar como a lo largo de la historia se repiten las mismas actitudes con respecto al emigrante y al extranjero, considerados como un peligro por los sectores mas retrógrados de la sociedad.

“Es una historia de hoy, de solidaridad internacionalista, de esperanza - afirma Jean Ortiz-  Hemos hecho el documental con una lectura actual, para mostrar que los inmigrantes no son una amenaza, son un valor añadido, enriquecen el país, contribuyen al mestizaje, y le dan su aporte cultural, lingüístico y económico. En Francia hay toda una campaña para decir que los inmigrantes son un peligro. Es terrible. Nosotros queremos mostrar como ese barco solidaridad, ese barco utopia es útil para hoy”.

“La travesía solidaria” muestra también el caso específico de los refugiados españoles que se instalaron en Chile y como años mas tarde con la llegada al poder de la dictadura en 1973, sus familias padecieron un doble exilio o exilio circular. “Los países latinoamericanos como Chile, Argentina o Uruguay, que habían acogido a los exiliados de la guerra civil española, se convirtieron a su vez en sus perseguidores durante las dictaduras militares de la década de los setenta”. Explica Isabel Pinter, universitaria chilena entrevistada por los autores del documental.

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.