Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

La Puerta de la Paz, la última obra de Grau-Garriga

Audio 04:56
Detalle de la "Puerta de la Paz" de Josep Grau-Garriga.
Detalle de la "Puerta de la Paz" de Josep Grau-Garriga. © David Bordes

El pequeño pueblo francés de Saint Mathurin sur Loire inauguró en su iglesia la "Puerta de la Paz", obra inconclusa del artista español Josep Grau-Garriga, pintor y tapicero de renombre que vivió en ese pueblo durante sus últimos 20 años.

Anuncios

La historia de la Puerta de la Paz es, antes que todo, una historia de amor entre su creador y Saint-Mathurin sur Loire, un pueblito en el norte de Francia donde Josep Grau-Garriga se instaló en la última parte de su vida. Esta obra ilumina hoy la entrada de la Iglesia. Una invitación a elevar la mirada y a una reconciliación de lo terrenal y los cielos, lo profano y lo sagrado, los vivos y los muertos.

La obra fue inaugurada en junio, varios meses después de la muerte de Grau-Garriga, quien no pudo terminarla. Sin embargo, las autoridades del pueblo decidieron instalar esta Puerta de Paz, tal como estaba previsto por el artista.

Según la concibió Grau-Garriga la puerta debe contemplarse desde abajo hacia arriba, en la más pura tradición de las pinturas religiosas. Por eso se alza sobre las listas de muertos del municipio caídos en las dos guerras mundiales, cuyos nombres están inscritos en dos grandes piezas de pizarra, a la entrada de la iglesia.

Más arriba, los personajes contemporáneos y bíblicos nacen de la arcilla y finalmente, por encima, se sitúa un collage de tejidos, ropas, telas y fibras que exhibe todo el arte del tapiz de Grau-Garriga.

La muerte del artista catalán convirtió esta Puerta de la Paz en una obra testamentaria, una obra póstuma para los habitantes de Saint-Mathurin sur Loire que lo consideraron un personaje ilustre de dicha comuna. También fue para Grau-Garriga una oportunidad de vehicular sus más profundos ideales, como creador que siempre se opuso a las guerras y a los regímenes autoritarios, sobre todo al franquismo que lo obligó a huir de España.

La Puerta de la Paz forma parte ahora del patrimonio cultural de Saint-Mathurin sur Loire. Un regalo para este pueblo, pero también una invitación al entendimiento entre los hombres.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.