Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

'Raphael, los últimos años', en el Museo del Louvre

Audio 04:45
'Retrato de Bindo Altoviti', hacia 1516-1518.
'Retrato de Bindo Altoviti', hacia 1516-1518. © Cortesía de la Galería Nacional de Arte de Washington.

El célebre museo parisino exhibe un centenar de obras, pinturas, bocetos y tapices, de este pintor del Renacimiento italiano.

Anuncios

Raphael vivió apenas 37 años. Una vida muy corta que le permitió sin embargo ocupar un espacio fundamental en la historia del arte. Sus últimos años en Roma fueron los más brillantes y los que el Museo del Louvre saca a la luz en esta exposición.

"Raphael, los últimos años" pone a los ojos del público un conjunto de obras que dan testimonio de plenitud artística del joven pintor y la de sus más allegados alumnos. Retablos de iglesias, retratos, pinturas, bocetos, grandes decorados romanos o tapices... En este período Raphael dio rienda suelta a su talento, con obras espléndidas que muestran la perfección de su técnica, la sutileza de su pincel y su agudo sentido de la gracia.

"Este es el período más importante en la vida de Raphael, donde concibe sus obras maestras y corresponde a su madurez como pintor. En ese tiempo abordó todos los temas de la pintura al tiempo que supervisaba otras obras, en su calidad de arquitecto y conservador de antigüedades”, explicó a RFI Vincent Delieuvin, responsable de esta exposición en el Museo del Louvre.

Esta producción durante los últimos años de la vida Raphael influenció profundamente el arte europeo. En Roma, el joven pintor se codea con otro gran, Miguel Angel, su gran rival, quien en ese momento se encuentra pintando la capilla Sixtina. Raphael de su lado, no se dedica sólo a pinturas sobre caballete. También concibe frescos monumentales para el Vaticano y la Villa Farnesina. Como arquitecto, se ocupa de los trabajos de reconstrucción de la Basílica de San Pedro. Una polivalencia que lo convierte en el prototipo del artista universal y de los ideales del Renacimiento.

Debido a la gran cantidad de actividades a las que se dedica, Raphael se ve obligado a fundar un taller con un sistema de trabajo particularmente eficaz, y que sirvió de modelo a los talleres del siglo XVII. Allí el maestro contaba con equipo de 50 artistas, entre los que se contaban dos de sus mejores alumnos, Gian Francesco Penni y Giulio Romano.

La calidad de la producción de este taller también se pone de relieve en la muestra del Louvre, lo que permite apreciar el talento de sus colaboradores y la habilidad de Raphael de dirigir todos los trabajos.

'Raphael, los últimos años' se presenta en el Museo del Louvre hasta el 14 de enero.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.