Saltar al contenido principal
Grandes Reportajes de RFI

La creación artística en Francia de 1938 a 1947

Audio 17:22
Detalle 'Rosetón II', Otto Freundlich, 1941.
Detalle 'Rosetón II', Otto Freundlich, 1941. © Musées de Pontoise Otto Freundlich © Imec Images

En el Museo de Arte Moderno de París, se muestran cerca de 400 obras de más de 100 artistas, activos creadores durante la Segunda Guerra mundial. "El Arte en la guerra", que comienza en 1938 con la exposición del surrealismo organizada en París, muestra cómo estos artistas modificaron los contenidos y formas del arte en Francia a través de sus experiencias personales durante esos años negros.  

Anuncios

En Francia, los artistas vivían una doble opresión: la guerra y la ocupación nazi, y la censura asfixiante del régimen de Vichy. Sin embargo, el Museo de Arte Moderno da cuenta a través de esta exhibición de la energía creadora desbordante en ese período. Una resistencia creativa e intelectual, prolífica y en muchos casos liberadora que permitió a un buen número de artistas sobrellevar el horror de la guerra, el sufrimiento y la penuria. Fue el caso de Picasso o del grupo llamado los Jóvenes Artistas de Tradición Francesa.

En 1938, la exposición del surrealismo reunió en París una mayoría de artistas con posiciones políticas muy marcadas quienes tras haber padecido la Primera Guerra mundial, consideran que la paz es una realidad frágil que puede cambiar en cualquier momento. Cuando estalló la Segunda Guerra mundial y Francia fue ocupada por los alemanes, los artistas contestatarios que escaparon a los campos de concentración debieron exiliarse o vivir en la clandestinidad. Otros se alinearon a las consignas artísticas del poder. Pero según el historiador de arte Amaru Lozano, la inmensa mayoría prefirió buscar sus propios c anales de expresión. Una manera de resistir creando.

En la exposición "El Arte en la guerra", Picasso ocupa un lugar central. En esa época el artista catalán era persona non grata para los alemanes y para la crítica francesa colaboradora. Picasso decide encerrarse en su apartamento de la calle des Grands Augustins. Frente a los insultos, Picasso responde con varias obras maestras concebidas durante ese encierro voluntario.

La exposición sorprende por la cantidad de obras, estilos e historias personales de aquellos que se atrevieron a crear en la Francia ocupada por el régimen nazi. Una de la secciones de esta exhibición está dedicada a un ilustre desconocido fuera de estas latitudes, Joseph Steib, quien en los años 40 pintó cuadros contra el nazismo, contra Hitler y contra la humillación del pueblo francés.

Se suceden secciones dedicadas a los últimos años en los campos de concentración, el período de la Liberación, la reconstrucción de Francia tras la guerra y los anartistas, creadores al margen del sistema que se atrevieron a mostrar sus heridas, miedos, males y remedios.

"El Arte en la guerra" se presenta en el Museo de Arte Moderno de París hasta el 17 de febrero.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.