Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

Retiran premio World Press Photo por fraude

Audio 05:23
Esta es la foto que Giovanni Troilo tomó cerca de Bruselas y no en Charleroi.
Esta es la foto que Giovanni Troilo tomó cerca de Bruselas y no en Charleroi. © Giovanni Troilo

Con la serie "Charleroi, el corazón oscuro de Europa", el fotógrafo italiano Giovanni Troilo ganó a mediados de febrero el primer premio, en la categoria Temas de Actualidad, del World Press Photo, el concurso de fotoperiodismo más prestigioso del mundo. Entre las 10 imágenes hubo varias que fueron montadas y una que no se hizo en esa ciudad belga.

Anuncios

Este jueves la organización del concurso anunció que le retiraba el premio a Giovanni Troilo por una acusación de fraude. Las fotografias muestran la supuesta decadencia de Charleroi, ciudad en el sur de Bélgica. Violencia, abandono, libertinaje sexual, problemas siquiatricos son algunos de los temas que contiene la serie, pero el alcalde de la ciudad, Paul Magnette, al enterarse del premio acusó al fotografo de falsear la realidad y pidió al certamen que le anulara el galardón.

Inicialmente, la organizacion defendió el trabajo de Troilo porque dijo haber comprobado, a través de la prensa, que en Charleroi el panorama era así de gris, pero luego resolvió retirarle el premio al cerciorarse de que algunas fotos fueron preparadas. Por ejemplo, en una de ellas el fotografo le pidió a su primo que tuviera relaciones sexuales con su novia dentro de un auto. Troilo iluminó la escena con una linterna y luego presentó la imagen como una supuesta prueba de prácicas sexuales al aire libre. Finalmente, se supo que una de las fotografias de la serie ni siquiera fue tomada en Charleroi sino cerca de Bruselas.

Ante este caso y en general frente al tema de la manipulación en el fotoperiodismo, las opiniones son diversas. Roberto Cerecedo, presidente de la Asociacion de Periodistas Gráficos Europeos, considera que cualquier tipo de trucaje es incompatible con la veracidad que reclama el periodismo gráfico. Por su lado, la fotógrafa española Lurdes Basolí, ganadora de varios premios internacionales, considera que desde sus orígenes la fotografía es el resultado de la manipulación y la mirada subjetiva de los autores. Existe mucha "moralina" en concursos como el World Press Photo, dice Basolí, que además de querer imponer límites que no le competen se ha encargado de construir estereotipos que luego critica. Es el caso, explica la fotógrafa, de la típica imagen de pobreza asociada a África.

Las polémicas alrededor del World Press Photo no han hecho sino aumentar en los últimos años. El premio a la foto ganadora de 2012, del sueco Paul Hansen, estuvo a punto de ser retirado por exceso de manipulación, y de las imagenes que llegaron a la semifinal del año pasado, la organización tuvo que eliminar el 20 por ciento, también por retoque exagerado.

¿Cuáles son los límites al respecto? ¿Están el fotoperiodismo o los concursos de fotoperiodismo atravesando una crisis? Son preguntas que ahora mismo se platea el certamen más famoso del mundo.

 

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.