Saltar al contenido principal
El Invitado de RFI

Santiago Torres, heredero del arte cinético

Audio 17:30
Santiago Torres en los estudios de RFI
Santiago Torres en los estudios de RFI Foto: Jordi Batallé/RFI

La Galería Denise René de París acaba de inaugurar una exposición de Santiago Torres, joven artista venezolano, quien toma el testigo del arte cinético de manos de ilustres artistas venezolanos como Rafael Soto o Cruz Diez. Denise René, quien lanzó ya a finales de los cincuenta del siglo pasado artistas como Vasarely, Soto o Cruz Diez, expone ahora, en su galería del Boulevard Saint Germain, las proposiciones atrevidas de Santiago Torres. Para sus obras utiliza pantallas de plasma interactivas en las que el espectador puede modificar la forma y la talla de las imágenes creadas por el artista.  

Anuncios

Santiago Torres nace en París en 1986 y su formación artista es autodidacta. 

Santiago Torres, Trame Rouge Blanc Bleu (2011)
Santiago Torres, Trame Rouge Blanc Bleu (2011) Cortesía de la Galería Denise René Paris

En 2006 decides instalarte en París. ¿Viniste tras los pasos de tus ancestros en el arte cinético?

Dejando aparte  circunstancias personales, mi sueño fue siempre conquistar París, como el sueño de todo artista. En los libros de arte siempre se habla de París. Está en el centro de Europa y además necesitaba vivir en la ciudad donde nací. 

¿Qué relación has tenido con el arte cinético y sus grandes maestros?

Hay que darse cuenta que cuando uno va a Venezuela, no es muy difícil ver las obras de Soto o de Cruz Diez. Ellos trabajaron para la ciudad de Caracas. Llegas a una estación de metro y te encuentras con un Soto super imponente, o un mural de Cruz Diez también super imponente, y te das cuenta que no solo existe el cubismo u otras tendencias del arte. El cinetismo es arte puro, entre color y arte geométrico.

Composition couleur n°18 (ref 022), 2012
Composition couleur n°18 (ref 022), 2012 Cortesía de la Galería Denise René

Siempre me interesaron las vanguardias. Conocer el punto de vista de Soto, cómo hablaba, cómo jugaba con el espacio y ver cómo Cruz Diez jugaba con el color. Siempre ha sido una preocupación para mí saber lo que pensaban y lo que siguen pensando. Porque cada vez que escuchamos hablar a Cruz Diez todavía nos enriquece.

Los maestros del arte cinético no solo son venezolanos. ¿Es cierto que has colaborado estrechamente con el argentino Julio Le Parc?

Con Le Parc mantengo una amistad muy grande. Cuando llegué a París me ocupé de montar una de sus exposiciones. Le regalé una obra mía y rápidamente se dio cuenta de que podía ayudarle. Y restauré una gran cantidad de sus obras, luces, mecanismos... El hecho de haber estudiado todos esos mecanismos y su empleo de la luz me hizo ir más allá de lo que hacían Soto o Cruz Diez. El trabajo de la luz es muy importante en Le Parc. Ha sido muy importante para mí conocerle.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.