Saltar al contenido principal
El Invitado de RFI

Frédéric Deval, encuentros en la Abadía de Royaumont

Audio 21:20
Frédéric Deval en los estudios de Radio Francia Internacional
Frédéric Deval en los estudios de Radio Francia Internacional Foto: Jordi Batallé/RFI

Se acaba de presentar la temporada 2015 de la Fundación Royamont, que tiene lugar en la Abadía de mismo nombre, creada hace ochocientos años a pocos kilómetros al norte de París. En su temporada de conciertos, que se desarrolla de junio a octubre, artistas y público se frecuentan en el marco incomparable de esta abadía del siglo XIII.Después de que en la temporada pasada se celebrasen con pompa y boato los cincuenta años de la Fundación Royaumont, en esta edición el director del programa, Frédéric Deval, se ha planteado cambios sustanciales, cuestión de no dormirse en los laureles, y la temporada musical se convierte en un verdadero Festival de música y danza. 

Anuncios

Frédéric Deval, nace en París, en 1951, donde estudia Ciencias Políticas y Derecho Público.

El año pasado se cumplían cincuenta años de la Fundación Royaumont, ¿qué es exactamente esta fundación?

La Fundación Royaumont es una fundación y un lugar. El lugar es esa increíble abadía del siglo XIII, muy cerca de París a unos cincuenta kilómetros al norte de la capital, no muy lejos del Castillo de Chantilly, fundada en el siglo XIII por San Luis. Pero dejémonos de historia.  Fue comprada en 1905, después de la separación del Estado y la Iglesia, por la familia Goüin, una familia de industriales y, en el periodo de entreguerras, hicieron de Royaumont un centro musical importante y un lugar de intercambio intelectual. Cuando llegó el Frente Popular al poder en 1936 eran, como se decía en otra época, gente ilustrada, hasta tal punto que abrieron al público las puertas de la abadía y de la temporada musical que acababan de crear.

Después de la guerra esto creció y la temporada musical de Royaumont adquirió renombre. Hasta tal punto que en 1964 para que continuase la labor cultural de Royamont después de su muerte, la familia Goüin decidió crear una fundación  - lo que se hacía poco por aquel entonces - con el apoyo de André Malraux, el ministro de cultura de De Gaulle.

Tras la muerte de Henry Goüin en 1977, la propiedad de la Abadía de Royaumont, fue transferida a la fundación que él había creado, saliendo de la órbita familiar. Desde principios de los ochenta, Francis Marechal es el director general y a él se debe el semblante contemporáneo de Royaumont.

En 2005 publicas un libro titulado "Royaumont es el único lugar en el mundo en el que Buenos Aires se encuentra a veinte metros de Teherán" ¿Podría ser esa la mejor definición de la Fundación Royaumont y de su temporada musical? 

Royaumont tiene tres pilares: el primero es la música clásica europea, desde la Edad media hasta mediados del siglo XX, incluyendo la llamada música contemporánea. El segundo es la danza y la coreografía, desde mitad de los noventa, y el tercer pilar es el programa de músicas transculturales que he creado con el apoyo de Francis Marechal hace quince años.

Proponemos programas que crean conexiones entre culturas, que la globalización favorece. Hace 15 años, Internet estaba en pañales, y la interconexión no tenía tanta velocidad como ahora. EL título del libro lo debemos a un aforismo del bandoneonísta argentino Dino Saluzzi, quien estuvo con nosotros en 2003 y se encontró con los músicos iraníes Hassan Tabar et Djamshid Shemirani, virtuosos de la música persa. Dino Saluzzi se quedo totalmente impresionado. ¿Cómo es posible que podamos encontrar gente del mundo entero en este reducido espacio de la abadía? exclamaba. Entonces dijo eso: Royaumont es el único lugar en el mundo en el que Buenos Aires se encuentra a veinte metros de Teherán.

 

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.