Saltar al contenido principal
El Invitado de RFI

Adriana González, primera guatemalteca en el Atelier Lyrique de la Opera de París

Audio 16:25
Adriana González en los estudios de Radio Francia Internacional
Adriana González en los estudios de Radio Francia Internacional Foto: Jordi Batallé/RFI

Acaba de tener lugar en la Opera de París el concierto de su Atelier Lyrique, en el que una docena de jóvenes cantantes afianzan durante 4 años su experiencia vocal, para poder iniciar una carrera profesional con el mejor de los pedigríes operísticos.Este año, y por primera vez en la historia de este Atelier Lyrique, una soprano guatemalteca ha sido seleccionada entre cientos de candidatos: se trata de Adriana González, una soprano de coloratura lírica. 

Anuncios

Adriana González nace en Guatemala donde inicia sus estudios de canto en 2009. 

¿Por cuáles vericuetos llegas al mundo de la ópera?

Cuando estaba en el colegio lo único que me gustaba era la música.

Era con lo que me sentía identificada, con lo que podía realmente hacer algo que me saliera bien y que me gustara al mismo tiempo mucho.

¿Qué tipo de música te gustaba?

Eso es lo curioso, ¡empecé cantando rock! Después me desarrollé más hacia el jazz cuando encontré a mi maestra Barbara Bickford. Fue con ella con quien logré descubrir la ópera.

Ella siempre me decía: para cantar cualquier género de música, antes tienes que cantar música clásica. Después de eso me quedé en la ópera, ya no quería hacer nada más; me enamoré de Verdi, de Puccini, de Mozart.

 

Descubrí que había casas de ópera y lo que es la cultura de la ópera, porque de hecho en Guatemala no hay una casa de ópera. Solo se hacen producciones esporádicas para poder desarrollar ese arte.

Opera de Paris Bastilla
Opera de Paris Bastilla

¿Cuándo decides presentarte a las pruebas del Atelier Lyrique?

Tuve la suerte de haber trabajado antes con el Atelier Lyrique. Estaba en París haciendo una producción con Iñaki Encina y pude pasar una audición con Christian Schirk, el director del Atelier Lyrique. 

Me ofreció interpretar el rol de Zerlina, de la producción de Don Giovanni, que hicimos la temporada pasada con el Atelier. Y, a partir de ese trabajo, me propuso integrarme al Atelier Lyrique. Acabada la producción de Don Giovanni, pasé las audiciones y, gracias a Dios, entré.

 

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.