Saltar al contenido principal
La fonoteca de RFI

Jorge Sad Levi, músicas por la memoria

Audio 26:09
Jorge Sad Levi en los estudios de RFI.
Jorge Sad Levi en los estudios de RFI. Foto: Jordi Batallé/RFI

En nuestra Fonoteca de hoy tenemos al compositor argentino Jorge Sad, director en Buenos Aires de un festival dedicado a la música contemporánea, puesta al servicio de la memoria, que se celebra desde hace cuatro años en la capital argentina. Sad estuvo en nuestros estudios para hablarnos de las canciones, o las músicas que han influenciado su obra creativa.  

Anuncios

Jorge Sad Levi nace en 1959 en Buenos Aires donde estudia composición en la Universidad Católica.

¿Qué se siente tocando o dirigiendo en un lugar de tan siniestra historia como fueron los locales de la ESMA?

Traté de organizar el festival pensando cómo ocupar ese espacio. Pero era muy paradójico porque justo ese lugar -eso tal vez se pueda ver con el “street view”, o en la página de Facebook de Nuevas Músicas, allí hay muchas fotos- está la entrada del espacio cultural Nuestros Hijos, pero si uno se da la vuelta hay una pared llena con las fotos de todos los desaparecidos, por lo que todo el tiempo nos preocupaba la idea de si eso estaba bien o mal, si estaba bien hacerlo en ese lugar o no.

Todo el tiempo con esta pregunta ética por delante. Entonces, la respuesta que yo me dí, personalmente, como director del festival  - y creo que doy - es que en la medida en que el festival cumpla esas intenciones, esos objetivos, sí está bien. Porque, justamente, lo que estamos tratando de hacer es arrancar a esa élite de la ciudad de Buenos Aires, que de alguna manera se cree con derecho de decidir sobre la programación de la música contemporánea del país -porque ese es el mayor presupuesto del Teatro Colón, del Teatro San Martín- y hacer frente a eso a través de una política inclusiva, una política que tenga que ver con la democratización de la cultura y en ese sentido mi respuesta es que me quedo tranquilo.

Cartel de la edición de este año.
Cartel de la edición de este año.

¿Es exportable un festival como Nuevas Músicas para la Memoria, se podría organizar en Francia un festival parecido?

Sí, creo que podríamos pensar en una idea de intercambio y de una mezcla, de una mixtura. Porque justamente ese punto de contacto en donde hay música y también está lo social, también está la historia, es un problema que es mucho más universal de lo que creemos. Es decir que la música es por un lado una estructura abstracta y por otro está lo social. La música se mueve de una manera absolutamente ligada, concatenada con la experiencia humana. Así que creo que no es una experiencia intrasbasable; al contrario, hay muchos puntos de contacto.

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.