Saltar al contenido principal
La fonoteca de RFI

De la Primera a la Segunda Guerra Mundial, las canciones de la memoria

Audio 27:57
Maurice Maréchal  en el frente de batalla con su violoncelo.
Maurice Maréchal en el frente de batalla con su violoncelo. citedelamusique.fr

La Primera y la Segunda Guerra Mundial dejaron un legado que hasta hoy en día forma parte del cimiento de la sociedad francesa. Pero ese período trágico también dejó un amplio repertorio musical que sigue influyendo a los artistas de hoy en día. 

Anuncios

En las trincheras de las dos guerras mundiales perdieron la vida millones de soldados. Sin embargo, el lodo y la sangre forjaron también las letras de las melodías que marcaron generaciones enteras. Ello fue palpable el 27 de mayo pasado, cuando el presidente francés François Hollande rindió homenaje a cuatro figuras de la Resistencia a la ocupación alemana: Geneviève de Gaulle-Anthonioz, Pierre Brossolette, Germaine Tillion y Jean Zay.

Setenta años después de la Segunda Guerra Mundial los cuatro resistentes entraron al Pantéon, monumento en el centro de París donde reposan los restos de los personajes ilustres de la nación. Se les recibió al son de Le chant des partisans. En esta ocasión, un coro infantil entonó este himno de la resistencia. Pero existen decenas de versiones distintas, como la de Zebda, que a menudo se escucha en las protestas francesas en la calle.

Muertos antes de la Liberación

En 1959, Leo Ferré también canta a los resistentes. Compone L'Affiche rouge, El Afiche rojo, una adaptación del poema de Louis Aragon titulado Estrofas para acordarse, escrito en 1955. El poeta dedica estos versos a 23 resistentes comunistas armenios, fusilados pocos meses antes de la liberación de París, en agosto de 1944. El cantante habla de afiche rojo, aludiendo a la forma en que el régimen nazi representaba a los resistentes y los extranjeros.

Serge Reggiani prefiere la metáfora para referirse a la presencia de las tropas alemanas en el territorio francés. En su canción Les loups, Los lobos, las bestias se acercan poco a poco y terminan por entrar en la capital: "Los hombres habían perdido el gusto de la vida y no les importaba ya más nada ... Muertos en un campo de batalla, los lobos vienen cuando cae la noche"

Escrito en 1967, este tema conquistó al público, pero pese a la importancia que adquirió en el repertorio de Reggiani, el autor insistió en que los lobos no tienen nada que ver con la guerra.

Rebelde con causa

Cuando los versos de época no hablan del invasor, del soldado o del resistente, un rebelde con causa ocupa el lugar de un desertor. En febrero de 1954, el escritor y cantautor Boris Vian firma La chanson du déserteur. El personaje de Vian escribe una carta al presidente de la República para explicarle por qué decide dar la espalda a la guerra: "Yo no vine a esta tierra a matar a esa pobre gente. Desde que nací vi morir a mi padre y vi partir a mis hermanos".

Censura

Cuarenta años antes, durante la Primera Guerra Mundial, los autores - muchas veces anónimos - no son tan francos como Boris Vian. Dans les tranchées de Lagny, En las trincheras de Lagny, relata el día a día de los soldados de más bajo rango que viven atrincherados bajo una lluvia de balas.

En ese entonces, el ejército francés censura toda comunicación que cuente los horrores de la guerra de trincheras y las privaciones. El correo de los soldados es revisado minuciosamente, con el objetivo de mantener la imagen heroica de los soldados y el ánimo de la población. Es así como la canción se convierte en un refugio y un medio para desafiar la censura.

La fuerza de Dans les tranchées de Lagny reside en el hecho de que retoma la música de un gran éxito de la época de Vincent Scotto, Sous les ponts de Paris, que habla de la vida de los vagabundos bajo los puentes de la capital, solo que el ritmo alegre y ligero choca con una letra que habla de lodo y de muerte.

Como esta canción, se escribieron decenas que hoy forman parte del patrimonio musical francés. Un repertorio reinventado por artistas contemporáneos como Barbara, Maxime Le Forestier, Florent Pagny y muchos más.

La guerra en el Norte. Carency: un concierto en la trinchera.
La guerra en el Norte. Carency: un concierto en la trinchera. archivespasdecalais.fr

 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.