Saltar al contenido principal
El Invitado de RFI

Pedro Opeka, transmisor del grito de los pobres

Audio 21:28
El sacerdote argentino Pedro Opeka en los estudios de Radio Francia Internacional.
El sacerdote argentino Pedro Opeka en los estudios de Radio Francia Internacional. Foto: Jordi Batallé/RFI

Redifusión. La editorial francesa Balland acaba de publicar Le cri des pauvres(El grito de los pobres), libro del misionero argentino Pedro Opeka, más conocido como el Padre Pedro, en el que a través de textos cortos, casi aforismos, comparte con el lector su lucha contra la pobreza y la exclusión en los vertederos de la capital de Madagascar, Antananarivo.

Anuncios

Pedro Opeka, hijo de inmigrantes eslovenos, nace en San Martín, provincia de Buenos Aires, en 1948. Siempre vio en su padre, que era albañil, un modelo de esfuerzo y de trabajo. 

Comenzó a trabajar con su padre a los 9 años. A los 14 años ya era oficial albañil. Su madre tuvo 8 hijos y su padre trabajaba muchísimo. Ellos le dieron la vida y le trasmitieron la fe.

Los fines de semana, y pese a que Pedro prefería jugar al fútbol, comenzó a ir a las obras con su padre. Allí, con mucha iniciativa, aprendió el oficio. 

Ingresó en la congregación de San Vicente de Paúl en Argentina. Estudió Filosofía en Eslovenia y Teología en Francia. A los 27 años se ordenó sacerdote y fue destinado a Madagascar.

Su primera experiencia en Madagascar transcurrió en Vangaindrano, al sureste del país. Estuvo 15 años trabajando la parroquia y allí comenzó a sentir la necesidad de estar junto a la gente.

Cultivó arroz para sobrevivir, metiéndose en el barro como cualquier campesino malgache. Con ellos jugó al fútbol, llegando a ser una estrella del equipo local.

Según nos contó en nuestro programa, "el fútbol fue el camino para ganarme su confianza y sentirme entre ellos".

Gracias a su acción, en los últimos cuarenta años han sido creados dieciocho pueblos en Madagascar, y se calcula que ha salvado o ayudado a más de medio millón de personas.

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.