Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

La fiesta de la luz en Chartres

Audio 08:58
Foto: Spectaculaires les Allumeurs d'Images

Cada noche hasta el 10 de octubre, los principales monumentos y lugares históricos de Chartres se llenan de color y luz en el marco de Chartres en lumières (Chartres en luz).

Anuncios

Al caer la noche, la ciudad de Chartres se desvela de una manera única a los miles de visitantes que deambulan por sus calles. Se trata de Chartres en lumières, una manifestación que ya cumple 13 años y que se ha convertido en uno de los principales atractivos de la ciudad.

Chartres en lumières saca de la oscuridad los lugares y monumentos más importantes de esta ciudad y los llena de color, luz y música. Un circuito que puede hacerse a pie y que incluye por ejemplo a la conocídisima Catedral de Chartes, edificio que se anima cada noche con un increible espectaculo de imagenes proyectadas sobre sus fachadas.

"La ciudad Chartres quería poner de relieve su rico patrimonio arquitectónico, y qué mejor manera que a través de la luz y los colores que imprimen una dimensión mágica y muy poética a este conjunto patrimonial. Hicimos una primera experiencia en 2003 iluminando el portal norte de la catedral, los jardines del Obispo y la iglesia de San Andrés. En ese momento, Chartres, que es una ciudad de 4.000 habitantes, se vio inundada por 20.000 personas que vinieron a ver ese espectáculo. Cada año hemos ido sumando otros sitios y monumentos, lo que hoy atrae a Chartres a un millón de visitantes durante seis meses", explicó a RFI Véronique Domagalsky, quien dirige los paseos por la ciudad.

Chartres en lumières abarca todo el centro de la ciudad, así como toda la zona al borde del caudaloso rio Eure, con numerosas instalaciones luminosas, humorísticas, lúdicas o interactivas. Algunas fachadas incluso parecen moverse en ese juego luminoso.

Por supuesto, el espectáculo luminoso sobre las fachas de la catedral es uno de los más visitados. En 2015, la mediateca de la ciudad también se llenó de luz.

"Fueron dos lógicas muy distintas. Para la mediateca concebimos un espectáculo sobre el saber y de las técnicas creadas por el hombre para difundir el conocimiento. Comenzamos en la prehistoria, y luego se suceden el medioevo, la invención de la imprenta, la televisión y por último, la era numérica. En cambio, el espectáculo de la catedral es mucho más contemplativo. Se trata de un edificio de 800 años y 115 metros de altura, que invita al recogimiento. Hicimos un homenaje a los que construyeron este monumento para luego hablar del paso del tiempo", aseveró Franck Marty, escenógrafo de los espectáculos en estos dos lugares.

Chartres en lumières llega a su apogeo cada año durante la Fiesta de la luz, que en 2015 se hará este sábado 19 de septiembre en el marco de las Jornadas del Patrimonio.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.