Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

Tango para aprender español

Audio 05:08
Andrea Bordos y Mark  Robertson durante su presentación en el Collège Paul Eluard de Sainte-Géneviève-des-Bois.
Andrea Bordos y Mark Robertson durante su presentación en el Collège Paul Eluard de Sainte-Géneviève-des-Bois. © Ville de Ste Geneviève des Bois – Service Communication – Yvan

Redifusión. Una bailarina argentina radicada en París se dedica a este tipo de enseñanza en escuelas y liceos franceses. RFI la acompañó en uno de los talleres que impartió en un colegio de la región capital.

Anuncios

Eran las 8:30am en el colegio Paul Eluard de la ciudad de Sainte-Geneviève-des-Bois, al sur de París. Esa mañana los alumnos de la clase de español tenían cita con Andrea Bordos y su acompañante, una pareja de bailarines profesionales quienes vinieron a hacer una demostración de tango.

Imágenes de los cursos de tango para aprender español.
{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

La presentación comenzó en el gimnasio del colegio, donde Andrea explicó los diferentes géneros, desde la milonga hasta el “new tango” desarrollado por Astor Piazzolla. Los chicos no parecían muy familiarizados con esta música, y mucho menos el baile. Pero sus ojos seguían cada paso del dúo de bailarines.

Andrea Bordos realiza desde hace varios años este tipo de intervenciones en escuelas, colegios y liceos de Francia. Una manera para ella de poner a los chicos en contacto con el idioma español y la cultura argentina.

Tras la presentación, los bailarines tomaron una de las salas del colegio para dirigir talleres de una hora en los que los alumnos debían aprender los pasos más básicos del tango. Entre vueltas y algunas risas, los alumnos fueron dejando poco a poco las resistencias, para meterse en el ritmo del tango.

“El tango se adapta a todas las culturas. Mismo si acá en Francia no es una música muy conocida, ni es una referencia para chicos tan jóvenes como éstos que tienen 13 o 14 años, enseguida se dan cuenta que es un juego en el que hay uno que guía y otro que se deja llevar. Al cabo de media hora están todos bailando conmigo y hasta me hablan en español”, declaró a RFI Andrea Bordos.

El tango es un universo casi desconocido para los chicos de este establecimiento ubicado en una zona de educación prioritaria, es decir, en una localidad con dificultades sociales. Esta iniciativa fue lanzada por las profesoras de español del colegio para quienes este tipo de actividades es una oportunidad para despertar la curiosidad y las ganas de aprender.

“Hace siete años que trabajo en este colegio, con alumnos bastante difíciles muchas veces. Y cada año confirmamos que este tipo de experiencia es muy positivo, les abre la mente y además se dan cuenta de que el español es una lengua viva, que puede tomar muchas formas y acentos”, declaró Juliette, una de las maestras de español.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.