Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

‘Tango 1972’: Marina Cedro, entre la dictadura y el tango

Audio 08:28
La artista argentina Marina Cedro.
La artista argentina Marina Cedro. http://marinacedro.com

La dictadura argentina de los años setenta es el hilo conductor de esta nueva obra autobiográfica de la artista argentina. A través de la danza, el tango y el teatro, se narra la historia de una hija de la dictadura que crece y debe enfrentarse a las dificultades propias de la vida en un contexto alterado por los recuerdos imborrables de la censura y la represión. Laura Alcoba colabora en los consejos dramatúrgicos y Philippe Cohen Solal participa en la realización musical.

Anuncios

Por Federico Spinelli

Un escenario vacío, dos taburetes y unas luces. En este contexto se desarrolla Tango 1972, el nuevo trabajo de la cantante, compositora y bailarina Marina Cedro. A través de la danza, el tango y el teatro, la artista argentina relata instantes de su vida. Los tiempos turbulentos, de censura y represión política, que vivió Argentina en los años setenta, es la excusa de esta obra autobiográfica.

En Tango 1972 todo empieza con una niña de cinco años que crece hasta convertirse en una persona adulta. Es una mujer que debe enfrentarse a las dificultades propias de hacerse mayor en un contexto impregnado por la censura y la represión política. La protagonista, en un acto constante de rebeldía, pugna a lo largo de la obra con su voluntad de libertad y los recuerdos imborrables de la dictadura.

“Yo nací en esa época e inconscientemente estaba influenciada en el vientre de mi madre. Es un momento en que viene esa censura, que yo viví y que callé. No sabía por qué estaba el miedo en mi casa, había algo que no se decía pero se vivía. Y hoy veo que eso está en mí y es una forma de liberarme y sublimarlo con una obra que se comparte”, explica Marina Cedro.

El tango está estrechamente relacionado con Argentina y con Marina Cedro, quien baila, canta y compone en este género musical. Esta obra no es una excepción, el universo del tango lo impregna todo.

“La danza, el tango siempre fue muy cuestionado. Desde que comenzó en 1900 se danzaba entre hombres, porque es una danza muy pasional y sexual, los cuerpos se tocan. Y en la dictadura fue censurado. Para mí, bailar el tango en esta obra es sublimarlo y decir: en el tango también podemos bailar y abrazarnos abiertamente con total respeto. No es sólo una historia sexual o pasional, yo aprendí a bailar con mi papá a los 15 años. El tango es de la familia”, asegura Marina Cedro a RFI.

La escritora francoargentina Laura Alcoba, que de niña se exilió en Francia con sus padres, colabora en esta obra con los consejos dramatúrgicos. Ella también es una hija de la dictadura.

“A Laura Alcoba la encontré el año pasado presentando 'Manèges', uno de sus libros en que cuenta cómo vivió la dictadura en su casa. Cuando leí el libro me encantó y le propuse que me ayudara. Yo escribo y ella ve si funciona dramatúrgicamente. Hay una complicidad con Laura que agradezco enormemente”, afirma la artista sobre la escritora.

El estreno de Tango 1972 se espera en Francia para finales de este año o principios de 2016.

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.