Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

Un museo sobre los juegos de carta

Audio 05:50

Los juegos de naipes o barajas han existido posiblemente desde el siglo XII, convirtiéndose en uno de los pasatiempos más populares y longevos del hombre. Un museo en París explora esta historia fascinante.

Anuncios

Es sabido que Francia es un país lleno de museos para todos los gustos y temáticas. Pero éste en particular se destaca por presentar una colección atípica y de gran valor. Se trata del Museo de los juegos de cartas, de la ciudad de Issy-les-Moulineaux, muy cerca de París. Allí se resguardan más de 11.000 objetos, entre juegos de naipes o barajas, pero también grabados antiguos, dibujos, afiches, obras de arte y accesorios para jugadores.

El lugar encierra un universo fascinante, cargado de historia, reflejo de los pasatiempos del hombre así como de algunos de los acontecimientos políticos de los últimos seis siglos. La colección incluye juegos antiguos, asiáticos o europeos, así como los más modernos como el UNO. Se explica así mismo las diferencias entre el juego francés y los naipes españoles, los juegos de 32 o de 52 barajas, 54 si se incluye al "joker" o "comodín", o que antiguamente en Francia, cada región tenía su propio juego de cartas, con dibujos que representaban a las figuras o personalidades regionales.

En este museo se exponen miles de juegos de cartas de todo el mundo.
En este museo se exponen miles de juegos de cartas de todo el mundo.

“El origen de los naipes está asociado a la invención del papel. La opinión mayoritaria es que habrían sido creados en el siglo XII, en China. Luego, a través de las rutas comerciales como la ruta de la seda, las cartas pasaron de Asia al norte de Italia. Al principio, las cartas aparecen en ciertos círculos, primeramente en las cortes. Se trataba de un artículo de lujo, dibujadas a mano. Per luego, cuando aparece la imprenta, se vuelve un artículo común. Rápidamente, las barajas se asocian al dinero y al vicio. En muchas ciudades europeas, como en Florencia, se decide prohibir los juegos de cartas o quemarlos”, explicó a RFI Denis Butaye, director del Museo de los juegos de cartas.

En este museo de los juegos de cartas se exhiben piezas muy valiosas, en especial una carta de tarot del siglo XVI, hecha a mano, correspondiente a "El carro", que para los entendidos significa victoria, superación de obstáculos, esperanza; o al contrario, peligro, desorden, enfermedad. Pero más adelante veremos que el tarot no siempre tuvo un uso adivinatorio.

Por lo pronto, seguimos el recorrido histórico con Denis Butaye quien recuerda la popularidad de los juegos de carta en las cortes europeas a partir del siglo XVI, y el control fiscal impuesto más adelante por Napoleón.

El museo organiza sesiones de juegos y un torneo de póker anual. También hay espectáculos de magia, con cartas por supuesto, y se pueden conocer algunos pasatiempos eruditos con naipes como el "Uta-garuta", un juego japonés que consiste en recitar poemas a través de las barajas.

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.