Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

En los bastidores de un circo

Audio 09:03
La Compañía Havana estuvo en el 33° festival Mondial du cirque de demain en París.
La Compañía Havana estuvo en el 33° festival Mondial du cirque de demain en París. © Maria-Thérèse Cardoso

RFI visitó el centro de entrenamiento de la Compañía Havana, circo nacional de Cuba, en la capital cubana. Un vivero de artistas que tras uno o dos años de formación se pasean por los mejores circos del mundo. Esta compañía cubana estará en París a partir de noviembre de 2016.

Anuncios

Compañía Havana, circo nacional de Cuba es una de las pocas agrupaciones circenses de la isla. Una de sus sedes se encuentra en la calzada de 10 de octubre, en La Habana, en el antiguo cine Alegría, hoy en remodelación.

El local está casi en ruinas; sin embargo, entre paredes desgastadas y el intenso calor decenas de muchachos se entrenan al trapecio, báscula, anillas, equilibrismo y cuerdas.

© RFI/María Carolina Piña

Compañía Havana cuenta con más de 25 unidades artísticas que trabajan con varios circos en el mundo. Su director, Germán Muñoz es el fundador de esta compañía y formador de varias generaciones de artistas.

“Esta compañía ya tiene 20 años de fundada. Comenzamos con un espectáculo que viajó por toda Europa. Pero ahora nos hemos especializado en hacer números, que otros circos incluyen. Así hemos trabajado con los mejores circos del mundo, colocando a nuestros artistas”, explicó Muñoz a RFI.

Compañía Havana propone un ciclo de formación de uno o dos años en los que se incluyen todos los números clásicos de circo. “Trabajamos con antiguos gimnastas, pesistas, deportistas de alto nivel a quienes impartimos una formación artísticas y luego salen al mundo”, aseguró.

En el centro de entrenamiento, algunos se lanzan por los aires, para aterrizar en los brazos de sus compañeros o en colchonetas de las que salen nubes de polvo. Los que esperan su turno miran y aplauden. Las ropas son escasas pues el trabajo físico y el calor hacen que imposible grandes indumentarias.

Jorge Luis es uno de los más experimentados, un “puro músculo” que ha trabajado en varios circos del mundo, y que ahora está preparando el espectáculo que Compañía Havana llevará al Circo Phénix de París en noviembre.

“El entrenamiento es diario e intenso. Empezamos a las 8 de la mañana; es muy fuerte. Uno recibe muchos golpes, a veces hay accidentes y lesiones. Esto te tiene que gustar. Además, en Cuba tenemos menos recursos, no hay demasiados aparatos. Pero hacemos como podemos y en definitiva, estamos en un muy buen nivel”, dice Jorge Luis sonriendo.

Cada día se reúnen en ese centro unos 200 muchachos. Las chicas se distinguen por ser pocas y esbeltas.

“Yo hice gimnasia desde los seis años, pero me cambié al circo hace tres años. Me gusta más. Hay más libertad. Además, como soy la única chica, los varones me cuidan”, explicó Susana, una de las más jovencitas y única muchacha en el grupo que hace barras y cuerdas, números que llevarán a un circo en Inglaterra.

Compañía Havana cuenta también con bailarines, músicos, actores, y un repertorio de espectáculos que han llevado a distintos países. Éxitos que llegan luego de mucho trabajo y sacrificios.

Compañía Havana estará a partir de noviembre en el Circo de Phénix de París con el espectáculo "CirkaCuba".

© RFI/María Carolina Piña

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.