Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

El infierno según Rodin

Audio 05:40
"La puerta del Infierno" en los jardines del Museo Rodin de París.
"La puerta del Infierno" en los jardines del Museo Rodin de París. © RFI/María Carolina Piña

El Museo Rodin de París acaba de inaugurar una exposición "dantesca" en la que se analizan los motivos y las fuentes de inspiración que exploró Rodin para componer su obra maestra "La Puerta del infierno".

Anuncios

Negra como las tinieblas, plagada de esculturas y relieves que representan a las almas atormentadas del infierno. Así es la Puerta que imaginó Auguste Rodin para el reino del castigo eterno. Una obra de bronce, misteriosa e imponente, de casi 6,35 m de alto por 4 m de ancho, que se convirtió en un ícono del arte.

La exposición que presenta el Museo Rodin analiza cada detalle y motivo presente en esta pieza monumental para la cual Rodin se inspiró del Infierno de la Divina Comedia de Dante y del poemario las Flores del Mal de su compatriota Charles Baudelaire.

“El infierno según Rodin es una exposición para donde mostramos cómo Rodin se sumerge en “El Infierno” de la Divina Comedia de Dante y encuentra allí una primera inspiración. A través de este poema del siglo XIV, Dante describe su viaje por los nueve círculos del infierno, lo cual fascina a Rodin. El escultor imagina entonces una puerta con varias secciones, pero luego piensa en algo más fluido, con formas en movimiento. Más adelante integra otra fuente de inspiración literaria: “Las Flores del mal” de Charles Baudelaire, una de las colecciones de poemas más importantes del principio del siglo XIX y que sedujo a muchos artistas de la segunda mitad del siglo”, explicó a RFI François Blanchetière, el responsable de esta muestra.

Rodin esculpió sobre su gran Puerta decenas de cuerpos torturados pero también en posiciones eróticas. El sufrimiento, la desesperación, la condena, el aislamiento son algunos de los temas que Rodin modeló en esta obra, sobre la que se yergue la figura de su conocido Pensador, que algunos asocian a Minos, el juez infernal, otros a Dante, el poeta italiano.

a muestra en el Museo Rodin da cuenta de la intensa investigación de Rodin en torno a este tema a través de 175 piezas entre las cuales se cuentan numerosos bocetos y croquis que hizo el artista, así como esculturas y yesos. De hecho, Rodin trabajó casi 10 años en la realización de esta puerta, un laboratorio de figuras y motivos que el escultor trabajó y recicló durante toda su vida.

“En la Puerta del Infierno no está todo el Infierno de Dante. Rodin hizo una selección, no le interesaba ilustrar todo el libro. Entre los temas que más le interesaban están la historia de Paolo y Francesca, es decir, el tema del deseo físico. Otro de los temas cruciales de la Puerta del Infierno es la leyenda de Ugolino, quien es encarcelado en una torre con sus hijos y nietos, condenados a morir de hambre. Esta leyenda se encuentra en el último círculo del Infierno de Dante e inspiró mucho a Rodin”, agregó Blanchetière.

En la actualidad existen ocho ejemplares de esta Puerta del Infierno dispersas por el mundo, la última de las cuales se fundió y entregó al Museo Soumaya de la capital mexicana, por pedido del millonario mexicano Carlos Slim.

“ El Museo Rodin realiza todavía bronces originales de la obra de Rodin, respetando las prerrogativas de la ley francesa. Solo se pueden fundir 12 ejemplares de cada obra. Las ediciones de la Puerta del infierno comenzaron en 1920 y el más reciente fue entregado en 2015 e inaugurado en junio pasado. Los otros siete ejemplares se encuentran dos en Estados Unidos, dos en Japón, uno en Corea, uno en Suiza, y ahora uno en América Latina”, explicó el especialista.

"El infierno según Rodin" estará abierto hasta enero próximo. En cuanto a su puerta, ésta nunca podrá abrirse pero sí admirarse en los jardines del Museo Rodin de París.

© Musée Rodin

 

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.