Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

Camille Claudel, un museo a la medida de su impronta

Audio 06:20

La célebre artista francesa que revolucionó los códigos de la escultura, es honrada con un nuevo museo abierto en la ciudad de Nogent-sur-Seine, el primero en el mundo que lleva su nombre.

Anuncios

Más de 60 años después de su muerte, Nogent-sur-Seine, la ciudad donde nació la vocación artística de Camille Claudel (1964 - 1943), rinde homenaje a esta extraordinaria escultora con la apertura del primer museo que lleva su nombre. El reconocimiento se hizo esperar para esta mujer que rompió con las convenciones artísticas y sociales de su tiempo. Pero el resultado está a la altura de la inmensa carrera de Claudel y su aporte a la historia del arte

Camille Claudel, nació en Fère-en-Tardenois, en el noreste de Francia, pero a los 12 años se trasladó con su familia a Nogent-sur-Seine, a una hora de París, donde conoció al escultor Alfred Boucher, su primer maestro. En 2012, el Estado francés decidió ampliar y renovar la antigua casa de los Claudel en Nogent-sur-Seine para convertirla en el nuevo Museo Camille Claudel que abrió al público este domingo.

Artista precoz

El museo dedica cinco salas a su obra, desde su extraordinaria cabeza de terracota titulada "La vieja Helena" (Vieille femme o Vieille Hélène), esculpida cuando la artista tenía apenas 17 años, hasta sus obras maestras: "La petite chatelaine", "El gran vals" "La edad madura". En total se exponen más de 250 piezas, no sólo de Camille Claudel, sino también de sus contemporáneos.

RFI

"Aquí se encuentra la colección pública más importante de Camille Claudel. Esto nos permite presentarla dentro de la producción de su época: ¿cuáles fueron sus fuentes de inspiración?, ¿cómo aprendió la escultura?, ¿quiénes fueron sus maestros? Se puede entender entonces la diferencia entre la escultura académica, que era la más numerosa en esa época y la singular producción de Camille Claudel, que fue completamente distinta a la de sus contemporáneos.

También se hace un paralelo entre las obras de Camille Claudel y la de Rodin, para mostrar las influencias mutuas que hubo entre ellos, pero también lo que los diferenció", explicó a RFI Cécile Bertran, conservadora del Museo Camille Claudel.

Rodin, amante y mentor

Rodin, mentor y amante de Camille Claudel no podía estar ausente en este museo. La historia apasionada entre ellos y su trágico desenlace ha primado y hecho olvidar el valor e importancia de la obra de Claudel. También su audacia y vocación precoz en un universo dominado por los hombres. Sin embargo, el valor artístico de la obra de Claudel es innegable, y sus esculturas el reflejo de una sensibilidad y fogosidad sin parangón.

RFI

"El siglo XIX habían muy pocas mujeres artistas, y menos aún escultoras. La escultura se asemeja al oficio de obrero, tiene un lado muy físico y difícil, y por otro lado, la enseñanza de la escultura no estaba abierta a las mujeres. Así que habían muy pocas y Claudel era única. Cuando Rodin la conoció, quedó muy impresionado por la calidad de su trabajo. Trabajaron y se influenciaron mutuamente. Claudel quiso emanciparse de Rodin en tanto que amante e influencia artística. Y tratando de salir del 'modelo rodiniano', logró introducir muchas innovaciones, creando esculturas en movimiento, en desequilibrio, a veces en triángulo… Claudel también tenía una gran maestría como modeladora y talladora. En eso también fue completamente singular y única", dijo Anne Rivière, experta en la obra de Claudel.

Una artista única

Rivière insiste además que la obra de la talentosa escultora siempre ha estado a la sombra de la de Rodin. A esto se suma el destino trágico de Claudel. Sus familiares la encerraron en un asilo para enfermos mentales cuando tenía 43 años. Allí vivió casi tres décadas y murió sola.

RFI

"Espero que este museo contribuya a colocar a Camille Claudel en el lugar que le corresponde en la historia del arte. Siempre se le ha visto como una mujer mártir, y además, entre dos hombres: Rodin, su amante y maestro, y su hermano, el escritor Paul Claudel. Además, ella corresponde perfectamente a la imagen del artista que se vuelve loco y en eso podríamos compararla con Van Gogh. Pero hoy se pone de manifiesto la voluntad de colocarla en un pedestal", agregó Rivière.

El nuevo Museo Camille Claudel abrió al público el domingo, casualmente en el año centenario de la muerte de Auguste Rodin.

RFI

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.