Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

Picasso y el arte africano se exponen en París

Audio 04:25
Copyright Musée du Quai Branly Jacques Chirac -Gautier Deblonde

El museo del Quai Branly de artes y civilizaciones antigua abre sus puertas a una exposición titulada 'Picasso Primitivo'. Una oportunidad para entender como el maestro del cubismo se inspiró del arte ancestral tanto de Africa como de Oceanía.

Anuncios

El primer contacto del pintor español con el arte africano antiguo podría haber ocurrido en 1906 cuando Picasso quedó fascinado por una máscara africana Fang, símbolo de la justicia, en casa de su amigo el artista francés André Derain.

Pero Picasso reconoció mucho más tarde que el año 1907 constituyó una fecha determinante en su carrera creativa: aquel año visitó por primera vez el museo etnográfico de Paris en el Trocadero.

Las múltiples momias, esculturas, máscaras y maniquíes que Picasso encontró ahí encaminaron sin duda al artista a su periodo africano. “Me esforcé en examinar estas máscaras, todos estos objetos que los hombres habían creado con fines sagrados, mágicos, para fungir como intermediarios entre ellos y las fuerzas ocultas”, contó Picasso.

Rodeado de estatuas africanas

A partir de esta época, el artista español vivió la mayor parte de su vida rodeado de piezas de arte antiguo de varios continentes, sobre todo africanas y de las civilizaciones del océano Pacífico; piezas que adquiría en París: “Picasso viajó muy poco. Por supuesto nunca fue a África. Hizo algunos viajes en Europa a Holanda e Italia por motivos profesionales pero viajó muy poco. No necesitaba ir muy lejos para encontrar arte africano. En aquella época algunos comerciantes empezaban a vender este tipo de obras. En la exposición hay muchas obras de arte antigua que Picasso encargó a comerciantes de arte que conocía. Hay también comerciantes que me dijeron que vieron a Picasso entrar en sus galerías y que a veces compraba cosas”, explicó a RFI Yves Le Fur, curador de la exposición Picasso Primitivo, el día de la inauguración.

Pablo Picasso en su casa La California, con Bettina Graziani, 1955.
Pablo Picasso en su casa La California, con Bettina Graziani, 1955. Copyright Mark Shaw mptvimages.com

La muestra busca evidenciar el diálogo constante que Picasso mantuvo con el arte tradicional. La huella más evidente de este dialogo entre Picasso y el arte africano y del Pacífico sur, es la representación geométrica del cuerpo humano en Las Señoritas de Aviñón por ejemplo.

“Desde el Renacimiento, en el mundo Occidental, los artistas aprendían a dibujar cuerpos, de manera académica, con maniquíes que colocábamos de tal manera que contaran historias mitológicas, de poder o de guerras", observa Yves Le Fur.

Picasso, "Mujer embarazada"
Picasso, "Mujer embarazada" © Musée Picasso, Grand Palais, Musée Picasso. M. Rabeau.

"Cuando Picasso descubrió estos objetos africanos, se dio cuenta que el arte permite ir hacia lo esencial de manera mucho más sencilla, es eso lo que le interesa. Por ejemplo, una de las primeras obras que presentamos es un desnudo masculino de 1906 muy similar a esculturas de ancestros desnudos de Papuasia o de África", agrega el curador de la exposición.

El cuerpo universal

La búsqueda de las curvas esenciales del cuerpo femenino y masculino, la mezcla entre formas humanas y animales y el simbolismo son algunos de los puntos en común entre Picasso y nuestros antepasados. A tal punto que a veces se vuelve difícil distinguir de qué época son las obras presentadas en la exposición.

A través de decenas de obras de Pablo Picasso, expuestas junto a piezas del museo del Quai Branly, la exposición busca también poner de manifiesto la calidad del arte antiguo.

La exposición Picasso primitivo en Paris estará abierta hasta el 23 de julio de 2017 en el museo del Quai Branly.

Fotos: Cortesía servicio de prensa del Museo del Quai Branly Jacques Chirac.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.