Saltar al contenido principal
La fonoteca de RFI

El flechazo de -M- por la música maliense

Audio 28:05
La tapa del nuevo disco 'Lamomali' de Matthieu Chedid alias -M-.
La tapa del nuevo disco 'Lamomali' de Matthieu Chedid alias -M-. Crédits Wagram Music/ 3ème Bureau

Esta es la historia de un encuentro con un país, su música, su gente. En esta edición de la Fonoteca, les proponemos descubrir el sexto álbum del prolífico cantante y compositor francés Matthieu Chedid alias -M-. En este disco afro pop, homenaje a Mali, el sonido cristalino y delicado de la kora, un instrumento africano entre el arpa y el laúd, juega con la guitarra eléctrica.

Anuncios

De raices egipcias y libanesas, el francés Matthieu Chedid descubrió Mali gracias a su amistad con la pareja de cantantes malienses Amadou y Mariam y con los años el país africano se volvió su musa.

"Descubrí Mali en 2006. Fue un flechazo, un poco como en una historia de amor, no sabría explicar por qué... Algo sucedió en mí, algo se transformó [...] a través de la música, de las almas, de la gente allá. [...] Andar en el río Níger en piragua, son momentos de meditación increíbles. Mali es un lugar que me inspira mucho", dijo Chedid en una entrevista con nuestra compañera Sophie Torlotin.

Su sexto album, puente musical con Africa, nació de otra amistad. Mathieu Chedid creó y grabó este proyecto titulado 'Lamomali' con dos leyendas malienses: Toumani Diabaté y su hijo Sidiki Diabaté, dos descendientes de una familia de narradores y poetas populares, los llamados "griots" de Africa del oeste. Se trata de dos maestros de la kora, este instrumento tradicional africano con veintiuna cuerdas y que se volvió el personaje principal del álbum de -M-.

La canción 'Une âme' (Un alma) "habla del hecho de que, incluso el más pobre, cuando escucha la kora, sonrie, cree en el mismo y en el futuro", explicó a la prensa la cantante maliense Fatoumata Diawara, la voz femenina en este disco y heroina de la película 'Timbuktu' que relataba la realidad en esta ciudad que estuvo en manos de los yihadistas. Desde 2012, la música sigue prohibida en muchas zonas del norte del país africano. "No nos pueden robar la música, la música es el alma de mi país", denunció Fatoumata Diawara.

El disco del reconocido guitarrista y compositor Mathieu Chedid oscila entre momentos contemplativos y ritmos explosivos. Es también una invitación a bailar y a celebrar el estar juntos, como por ejemplo con esta canción 'Bal de Bamako'.

Publicado durante la campaña electoral francesa que estuvo marcada por el auge de la extrema derecha y mientras Mali ha sido blanco de varios ataques terroristas en los últimos meses, -M- también invita con estas canciónes a valorar el mestizaje.

Un mensaje de tolerancia al que se asociaron muchos artistas, invitados en este álbum, como el rapero y poeta francés Oxmo Puccino, la estrella senegalesa Youssou N'Dour o el brasileño Seu Jorge. Los dos últimos, y muchos otros, están reunidos en el tema 'Solidarité' (Solidaridad). El álbum entero es una invitación generosa a descubrir la energía y la luz de Mali.

Las canciones que incluimos en el programa:

-M- Manitoumani

-M- 'Cet air'

-M- 'Une âme'

-M- Le Bonheur

-M- Bal de Bamako

-M- Toi Moi

-M- Solidarité

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.